Así fue la fiesta que pudo provocar el foco de covid del Sporting

Medios asturianos revelan que se celebró en un local del vicepresidente del club aunque éste lo niega y solo admite un almuerzo “en el que se cumplieron las normas”

Las polémicas imágenes publicadas en Instagram
Las polémicas imágenes publicadas en InstagramInstagramLa Razon

El foco de covid detectado en el sporting de Gijón ha causado una gran indignación en Asturias. Todo comenzó con nueve positivos de jugadores y uno en una persona del cuerpo técnico, pero esto poco a poco se ha ido desatando y según los datos oficiales publicados por las autoridades sanitarias el brote que se vincula a este club ya alcanza a más de 150 personas.

Y la cosa puede ser aún más grave ya que algunos de los contagiados podrían estar infectados de la nueva cepa británica de la que se sabe que es más contagiosa. Entre los contactos estrechos y los propios afectados son ya numerosas las personas que están implicadas por lo que ha hecho que el propio gobierno autonómico se fije muy de cerca en este caso. De hecho la delegación del Gobierno ha anunciado hoy que ha ordenado a la Policía que abra una investigación para aclarar si el brote de COVID-19 vinculado al Real Sporting de Gijón está relacionado con la celebración de eventos que incumplen las normas sanitarias aprobadas por el Gobierno asturiano.

Varios medios sitúan el foco de covid en una fiesta celebrada por varios jugadores en una finca privada pero posteriormente, según adelantó El Confidencial el contagio masivo pudo deberse a una fiesta en la tarde de Nochebuena con varios jugadores del Sporting en un lugar de reunión habitual entre los rojiblancos, el restaurante Bellavista, un club gijonés perteneciente al Grupo Gavia, del cual es socio fundador el vicepresidente de la entidad, Javier Martínez.

“No hubo ninguna fiesta”

En unas instantáneas que se publicaron en Instagram aparecen Nacho Méndez y Aizpiri, que ya no pertenece al club, pero estuvo en el Sporting B, y también de perfil aparece Manu García. El evento, según las imágenes que han empezado a correr por Whatsapp en Asturias, era del todo ilegal ya que en el salón donde estuvieron había aproximadamente 80 personas, un número muy lejos de lo que las medidas sanitarias permiten por el Covid.

Antes estas informaciones el propio Javier Martínez, vicepresidente del Sporting, socio del grupo hostelero Gavia y vicepresidente de Otea, se ha visto obligado a explicar que el epicentro del problema no fue una celebración con jugadores rojiblancos en el Bellavista, uno de los locales que tiene en Gijón, aunque sí reconoció que estuvieron allí. “No hubo ninguna fiesta. Los futbolistas estuvieron en el local cumpliendo todas las medidas sanitarias”, aseguró Martínez en unas declaraciones recogidas por La Nueva España.

Comunicado del club

El club también ha querido salir al paso de las informaciones aparecidas en diferentes medios y ha asegurado en un comunicado que “el silencio institucional que durante la última semana ha mantenido el Club parte del respeto más absoluto hacia los afectados y sus familias, al estricto cumplimiento de la legislación vigente en materia de protección de datos, así como a las investigaciones en curso que las autoridades sanitarias, LaLiga y la propia entidad han puesto en marcha para conocer el posible origen y modo de contagio. En absoluto se debe confundir dicho silencio con muestras de culpabilidad alguna o interés en ocultar hechos que pudieran resultar relevantes para atajar el problema de salud que nos afecta”.