Baloncesto

James Harden hace historia con unos kilos de menos

Es el primer jugador que debuta con un equipo y logra un triple doble anotando más de 30 puntos. Sus Nets ganaron a Orlando

Harden y Kevin Durant se saludan en el centro de la pista
Harden y Kevin Durant se saludan en el centro de la pistaWendell CruzUSA TODAY Sports

De ser carne de meme en sus últimas comparecencias con los Houston Rockets a protagonizar un debut histórico con los Brooklyn Nets. Puro James Harden. El escolta que compareció en la franquicia texana pasado de kilos y con un aspecto bastante sospechoso se convirtió en el anotador y pasador letal apenas cuatro noches después en su primer partido con su nuevo equipo. Los Nets ganaron a los Magic de Orlando (122-115) y Harden hizo historia. Es el primer jugador que logra un triple doble con más de 30 puntos en la primera noche con su nuevo equipo. Harden se fue hasta los 32 puntos, 12 rebotes y 14 asistencias. Y no estuvo solo. Kevin Durant anotó 42.

La victoria llegó sin la presencia de Kyrie Irving. Al tercer miembro del “Big 3″ de los Nets se le espera en el siguiente partido después de estar apartado del equipo por haberse saltado el protocolo sanitario. Está por ver cómo maneja Steve Nash tres de los egos más disparados de la Liga. Durant, Irving y Harden han salido de mala manera de sus anteriores franquicias. El alero abandonó los Warriors porque quería ser más protagonista. Irving no quería ser “sólo” el acompañante de LeBron y no cuadraba en la historia de los Celtics. Y Harden dijo adiós a Houston y las fiestas en sus clubes en busca de una franquicia que le garantice pelear por el anillo.

“La Barba” parece entusiasmada con su nuevo destino. “Soy muy desinteresado y estoy dispuesto a hacer lo que sea necesario para ganar. Quiero que todo resulte más fácil para mis compañeros. Tenemos un talento especial en este vestuario. Hay tiradores, creadores de juego, defensores muy versátiles... un poco de todo. Obviamente, no hemos construido tanta química como nos gustaría, pero en este primer partido me sentí bien por estar en la cancha de nuevo, dando confianza y energía a los muchachos. Eso es lo que va a pasar a lo largo del año y una vez que lo construyamos, los muchachos creerán en los demás y eso va a dar bastante miedo”.