NBA

Quince años de la mayor exhibición individual de Kobe Bryant

El 22 de enero de 2006 el escolta de Los Angeles Lakers anotó 81 puntos a los Raptors de Toronto con José Manuel Calderón como testigo

Mural de homenaje a Kobe Bryant en Los Ángeles
Mural de homenaje a Kobe Bryant en Los ÁngelesDamian DovarganesAP

Los Angeles Lakers de la temporada 2005/2006 eran un equipo más de la Conferencia Oeste. Terminaron la temporada con un balance de 45 victorias y 37 derrotas en la tercera plaza de la División Pacífico. Alcanzaron los playoffs como séptimo clasificado de su Conferencia y en la primera eliminatoria se toparon con los Suns de Phoenix. Llegaron a dominar la serie por 3-1, pero cayeron eliminados en siete partidos. Lo único que les hacía diferentes en aquella temporada es que en sus filas estaba Kobe Bryant.

Kobe era el jugador mejor pagado de aquella plantilla con casi 15 millones de dólares, cuatro más que Lamar Odom y el doble que uno de los peores números uno del draft de la historia, Kwame Brown. Había muchos partidos en los que los Lakers eran Kobe Bryant contra el mundo. Phil Jackson era el entrenador y el “Kobesistema” era el principio y el fin de todo. Las exhibiciones anotadoras del escolta llegaban una noche sí y otra también. Kobe promedió 35,4 puntos por partido aquella temporada. El 20 de diciembre de 2005 se produjo una de las mayores exhibiciones anotadoras de la historia. Fueron 62 puntos de Kobe Bryant, una cifra relativamente “normal”. Lo especial es que sólo necesitó tres cuartos en la victoria ante los Dallas Mavericks. Fue un anuncio de lo que llegaría un mes después.

El 22 de enero los Raptors de Toronto visitaban Los Ángeles. José Manuel Calderón era una de las piezas clave de los canadienses. Kobe se desató. Anotó 81 puntos con unos porcentajes de tiro de escándalo: 21-33 en tiro, 7-13 triples y 18-20 libres. Añadió 6 rebotes, 2 asistencias, 3 robos y un tapón en 42 minutos. Hoy se cumplen quince años de la segunda mayor anotación en la historia de la NBA. Sólo los 100 puntos que Wilt Chamberlain logró el 2 de marzo de 1962 están por delante del legendario partido ante los Raptors. Y eso que Kobe se fue al descanso “sólo” con 26 puntos. En el tercer cuarto anotó 27 y en el último se fue hasta 28. Total: 81. Los Lakers llegaban después de dos derrotas seguidas y tras los dos primeros cuartos estaban por debajo en el marcador. “Yo sólo quería ganar”, declaró Kobe.

Según la ESPN, Kobe llegó al partido después de haber celebrado el día anterior el cumpleaños de su hija mayor. Natalia cumplía tres años y la fiesta estuvo acompañada de una dieta poco saludable. Pizzas, hamburguesas, fast food... hubo más. Kobe reconoció que antes del partido ante los Raptors se comía una hamburguesa con patatas fritas. Luego llegaron los 81 puntos. Y luego llegó una cena en un restaurante de L. A. Y uno de sus rivales, de sus defensores esa noche, Jalen Rose, asegura que Kobe se pidió un Martini con 81 aceitunas.