Luis Suárez, el regalo del Barcelona que ha cambiado al Atlético

El equipo rojiblanco, que es líder con siete puntos de ventaja sobre el Real Madrid. Simeone necesitaba gol y lo ha encontrado en el uruguayo

Luis Suárez celebra el gol que marcó al Valencia
Luis Suárez celebra el gol que marcó al ValenciaAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El Atlético necesitaba un delantero y encontró al mejor en las rebajas de verano. Luis Suárez era un problema para el Barcelona y Simeone se encontró con un «9» que parece que ha jugado toda la vida a sus órdenes. Un delantero para jugar en el Atlético. Suárez es ahora el máximo goleador del campeonato, con 12 tantos, empatado con En-Nesyri.

Luis Suárez llegó al Atlético, marcó dos goles y dio una asistencia en su debut ante el Granada y desde entonces ha seguido sumando. Además del gol ha solucionado el problema de los penaltis. El Atlético es, históricamente, el equipo que más falla desde los once metros en la Liga. Pero Luis Suárez decide partidos desde ahí, como el del Eibar.

El año pasado, el Atlético era tercero en la Liga, con 35 puntos y a ocho del Barcelona, que era líder, había marcado 22 goles y recibido 14. Morata era el máximo goleador del equipo, con siete goles. Ahora, el Atlético es líder con siete puntos de ventaja sobre el Madrid y un partido menos.

Muchas cosas han cambiado en el Atlético y algunas han llegado de la mano del uruguayo, que ha despejado todas las dudas sobre su estado físico, sobre sus kilos de más y sobre el estado de sus articulaciones. Ha cumplido ya 34 años, pero él ha adaptado su juego a sus cualidades y el Atlético se ha adaptado a él. Sus carreras ahora son más cortas y donde no llega con la velocidad llega con el oficio. Contra el Eibar forzó una tarjeta amarilla y un penalti con pocos minutos de diferencia. Sabe aprovechar sus recursos y coloca el cuerpo mejor que nadie para adelantarse al defensa.

Simeone fue introduciéndolo poco a poco en el campo. Hasta el quinto partido del Atlético no completó los 90 minutos. Pero ha completado tres de los últimos cuatro, y en el otro jugó 82 minutos. Estuvo dos semanas parado por coronavirus, pero volvió más fuerte.

«Siempre hemos pensado que Luis Suárez era el mejor delantero que había en Europa, tenemos la suerte de que esté con nosotros y todos estamos contentos y felices», decía Enrique Cerezo después del partido en Movistar. «Es perfecto tener un delantero así, lo teníamos con Morata y Costa, Luis sigue haciendo goles y nos está ayudando mucho», aseguraba Joao Félix.

Pero nadie mejor que Simeone sabe lo que significa Suárez para el Atlético. «Desde el primer momento en que hablé por teléfono con Luis me encontré con lo que está transmitiendo dentro del campo; mucha ilusión, mucha hambre, mucha rebeldía, muchas ganas de mostrar que está vigente... El equipo lo está acompañando para que él pueda desarrollar su mejor versión, que es el gol», decía el Cholo después del partido ante el Eibar.

Simeone llevaba tiempo buscando un delantero como él. Es lo que esperaba encontrar en Diego Costa cuando insistió para traerlo de vuelta del Chelsea. El internacional español nunca dio el mismo nivel que en su primera etapa como rojiblanco.

Luis Suárez está rindiendo, al menos, a la misma altura que en el Barcelona. El curso pasado marcó once goles en el mismo tramo de la temporada, sólo uno menos que ahora. Y justo al llegar a la jornada 20 tuvo que ser operado de la rodilla, lo que sólo le permitió marcar cinco goles más en el campeonato.

En el rendimiento de Suárez sólo hay un punto negativo, la Liga de Campeones. No ha marcado en los cuatro partidos que ha disputado en Europa. Lleva más de cinco años sin marcar fuera de casa en el torneo continental, desde el 16 de septiembre de 2015 contra la Roma. Sí marcó en Lisboa en la fase final de la temporada pasada, en el doloroso 2-8 del Bayern contra el Barcelona, pero era terreno neutral y el Barcelona ejercía como local. La maldición europea se ha extendido también a los partidos de casa, aunque Simeone no tiene dudas de la capacidad de Suárez.