¿Envenenaron a Eslovenia?: “Los chicos gritaban de dolor; se derrumbó en medio de su propio vómito”

El país balcánico quedó fuera del Mundial de balonmano tras empatar con los anfitriones, Egipto, en la última jornada

La selección eslovena de balonmano quedó fuera del Mundial tras empatar con Egipto
La selección eslovena de balonmano quedó fuera del Mundial tras empatar con EgiptoMohamed Abd El Ghany / POOLEFE

Los turistas que viajan a Egipto hablan a veces del “Mal de Tutankamon”, que no es otra cosa que una fuerte diarrea, vómitos y deshidratación por el agua o la falta de costumbre a la comida del país. En Egipto se está disputando el Mundial de balonmano y a la selección de Eslovenia le llegó el “Mal de Tutankamon” de golpe, y justo antes de enfrentarse al equipo anfitrión en un duelo decisivo. El partido terminó en empate (25-25), Eslovenia se quedó fuera y Egipto se mete en semifinales, para desafiar al campeón, Dinamarca. La Federación del conjunto balcánico denunció lo sucedido. Sospecha. “Los chicos gritaban de dolor, vomitaban y corrían al baño casi como si sus vidas dependieran de ello. Durante la noche, Stas Skube y Dragan Gajic apenas podían dormir y Blaz Blagotinsek, el más grande y fuerte de nuestros jugadores, cuando ya estaba en el vestuario se tiró al suelo con fuertes dolores y se derrumbó en medio de su propio vómito”, dice en un comunicado. Hasta doce jugadores se vieron afectados, y los tres que citan no pudieron disputar el encuentro.

Después, hubo un segundo comunicado en el que reculan un poco al afirmar que están estudiando lo sucedido. “Nunca dijimos que esta situación fue causada deliberadamente”, aseguran. Pero mantienen la duda: “No podemos ignorar que algunos jugadores se sintieron mal”, para agregar luego: “Dado que todos los equipos del hotel han tenido las mismas condiciones y no han tenido problemas médicos, es difícil explicar qué pasó. Nuestro equipo comió del buffet del hotel y del servicio de habitaciones y solo bebían agua embotellada. Por eso pedimos que se analice y aclare la situación”.

Por su parte, la Federación Internacional de Balonmano defiende que Bielorrusia comió del mismo buffet y no pasó nada. Y apuntan que “el equipo hizo un buen partido e incluso se adelantó por cinco goles en el inicio de la segunda parte. No hubo indicios en el campo de que los jugadores tuvieran un rendimiento inferior debido a enfermedades”.