FC Barcelona

La pelea de Piqué con Griezmann: “La concha de tu madre tú”, en la debacle del Barcelona

El PSG, con Mbappé al mando, ha sacado de los nervios a los jugadores rivales en la Champions

Piqué y su enfado con Griezmann en el Barcelona-PSG de la Champions
Piqué y su enfado con Griezmann en el Barcelona-PSG de la ChampionsJoan MonfortAP

El Barcelona estaba de los nervios. Mbappé hacía trizas la defensa, no conseguían la posesión y los futbolistas del Barcelona veían que se les escabapa nos sólo el partido de Champions, también la eliminatoria. La defensa pedía a los de delante trabajo y ayuda porque no podían con todo.

Era Piqué el que más gritaba. Titular por sorpresa tras recuperarse de su lesión cuando nadie lo esperaba, el defensa intentaba mantener la tensión de los suyos, pero sin mucho éxito. Y se empezaba a ver tan superado que no podía contenerse. Lo malo de las derrotas duras en estos día de pandemia es que se oye todo, también las broncas ente los futbolistas del mismo equipo.

“Una puta posesión larga, joder, me cago en la puta”, grita Piqué en el área del Barcelona tras una jugada del PSG que acaba en saque de esquina.

“Gerard, tranquilo”, le dice Griezmann: “Deja de gritar”, pero eso no ayuda. Al revés, lo empeora todo,

“Joder Grizi, me cago en la puta”, dice Piqué.

El francés ya esta cabrado con el “pesado” de Piqué: “La concha de tu madre”, le dice.

“No”, contesta Gerard, “la concha de tu madre tú. Estamos sufriendo, Llevamos cinco minutos así”

“Ya está”, dice alguien cerca de ellos, queriendo quitar tensión a la situación.

“Estamos corriendo como locos”, acaba Piqué.

Y eso sólo era el primer tiempo, cuando todavía había partido y Mbappé no había sacado todo su arsenal para deja una huella irrepetible en el Camp Nou. El enfado de Piqué fue cuando aún el Barcelona creía que podía hacer frente a un rival en el que faltaba Neymar. Era una ilusión.

Ni Piqué ni Griezmann acabaron el partido, fueron sustituidos antes y desde la grada, en un campo vacío, aún pudieron ver como Mbappé seguía haciendo de las suyas ante un equipo azulgrana que por algún momento recordó a aquel que la temporada pasada vivió aquella noche contra el Bayern.