¿Está Mbappé más cerca del Real Madrid tras su partidazo contra el Barcelona?

Su partido en la Champions con el PSG marca su futuro. Tiene que decidir este verano dónde quiere jugar

El delantero del París Saint-Germain Kylian Mbappe, al término del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el FC Barcelona disputado esta noche en el Camp Nou. EFE/Alberto Estévez
El delantero del París Saint-Germain Kylian Mbappe, al término del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ante el FC Barcelona disputado esta noche en el Camp Nou. EFE/Alberto EstévezAlberto EstévezEFE

Mbappé marcó contra el Barcelona una frontera entre su pasado y su futuro. Fue un partido definitivo, en el día señalado. Lo tenía muy claro: sin Neymar entre los suyos y con Messi enfrente, sin haber renovado aún por el PSG y con el Real Madrid necesitado de una renovación, era el día clave.

No falló Mbappé, que dejó todas sus virtudes: su potencia, su habilidad y su facilidad para el remate. Fue el más listo con el partido aún vivo y fue definitivo con el Barcelona ya dejando espacios atrás, incapaz de pararle.

Mbappé hizo lo que quiso en el campo y pudo marcar algún gol más. Fue una actuación muy por encima de cualquier rival. Piqué se desgañitaba en el campo, contra sus compañeros, buscando el modo de frenarle. Pero Mbappé corría y Verratti jugaba dibujando líneas para saciar el hambre del joven delantero francés.

Y estaba hambriento. Se marchó del campo con el balón del partido tras haber marcado tres goles, como manda la tradición y ahora, parece que la vuelta, el 10 de marzo, es un asunto burocrático en el que ya ni siquiera importa que esté Neymar o no.

Mbappé dio un paso hacia la leyenda, ahora tiene que decidir que hace con su futuro. El PSG quiere que renueve, pero él ya marcó las distancias. No dijo que no, tampoco dijo que sí. Su mensaje fue: quiero ser el más importante, pero con Neymar y con el club francés a la espera de Messi, eso es complicado. La duda es si después del partido de Mbappé en Francia siguen considerando que el delantero argentino es más importante que Kylian.

Hasta el choque del Camp Nou el Madrid sabía que el francés podía salir este verano por unos 150 millones de euros. Le falta un año de contrato y por primera vez daba la impresión de que en París preferían deshacerse de él ya mejor que dejar que transcurra la temporada que viene y en 2022 se marche sin dejar un duro, como sucede con Alaba en el Bayern. Eso era hasta el encuentro en el Camp Nou.

Ahora sólo hay que mirar los mensajes en las redes sociales para ver cómo está el madridismo ansioso por el jugador francés. Con el número siete en la espalda, el número que llevaba Cristiano Ronaldo, mandó en el Camp Nou, también vestido de blanco. El Real Madrid manda todo el rato el mensaje de que no se van a hacer locuras por Mbappé ni por nadie. Y tiene en la manga a Haaland. Está claro que un Mbappé así, el salto de calidad del conjunto blanco es evidente. Pero las preguntas que se hacen en el Madrid es si el precio sigue siendo el mismo, si Mbappé aún duda o si el club francés ahora sigue dispuesto a venderle. Lo de Mbappé en el Camp Nou fue una locura. Pero el Madrid no va a hacer otra para ficharle. Lo quiere, lo quiere más, pero sin perder la cabeza en el intento.