Pau Gasol vuelve al Barça para llegar a sus quintos Juegos

Con 40 años jugará lo que resta de temporada en el equipo azulgrana con el objetivo de llegar en condiciones a la cita olímpica

Thumbnail

Pau Gasol (6-7-1980, Barcelona) está a horas de convertirse en nuevo jugador del Barça. Veinte años después de su marcha a la NBA, el mejor jugador español de la historia regresa al club en el que se formó para jugar lo que resta de temporada y así llegar en las mejores condiciones posibles a los Juegos Olímpicos de Tokio. Con algo menos de la mitad del curso por delante y sin haber recibido ofertas de la NBA que le convencieran, Pau ha dado el sí al Barça. Su primer objetivo era regresar a la Liga estadounidense pero los rumores de un hipotético interés de Los Angeles Lakers no llegaron a concretarse. La única meta que le queda a Pau en su carrera es disputar sus quintos Juegos (Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016) y cerrar un extraordinario palmarés con su cuarta medalla olímpica. Según la noticia adelantada por Mundo Deportivo, Pau regresaría al Barça por una cantidad testimonial, en torno a unos 30.000 euros brutos que es el mínimo que marca el convenio colectivo para jugadores de 26 o más años y con poco menos de media temporada por delante.

El tramo final de la carrera del mayor de los Gasol está marcado por los problemas físicos y eso que durante su extensa trayectoria siempre ha cuidado especialmente todo lo relacionado con ese tema. Pau lleva casi dos años sin disputar un partido oficial. El último fue el 10 de marzo de 2019 en San Antonio con los Bucks de Milwaukee. Era su tercer partido con los Bucks y ya no hubo más. En el verano de 2019 firmó por los Trail Blazers de Portland, la que iba a ser su sexta franquicia en Estados Unidos, pero no llegó a debutar. Esto significa que Pau lleva casi dos años sin jugar un partido oficial y en las dos últimas temporadas en activo sólo disputó 30. En los 17 años anteriores jugó más de 1.300. La lesión que le ha martirizado en los últimos meses fue una fractura en el hueso navicular del pie izquierdo. Se operó el 10 de mayo de 2019 en Milwaukee y desde entonces ha luchado por recuperarse para poder despedirse sobre una cancha.

Entre Los Ángeles y Barcelona, Pau no ha cesado en su empeño de regresar. Ni siquiera la muerte de su “hermano” Kobe Bryant o el aplazamiento de los Juegos de Tokio frenaron sus intenciones. La paternidad le dio nuevas energías y en las últimas semanas publicó en las redes sociales varios vídeos en los que se podían observar sus progresos. Sesiones de tiro en las que se apreciaba que la muñeca seguía intacta. Entrenamientos con contacto e incluso algún partidillo en los que se podía observar que estaba tan fino como hace 3-4 años.

La intención del Barça es anunciar su llegada a principios de semana con el objetivo de que pueda inscribirse en la Euroliga. El miércoles es el último día para inscribir jugadores en la competición y eso habría acelerado su llegada al Palau. Pau regresa a un club en el que tiene muchos viejos conocidos. Su amigo Juan Carlos Navarro está en los despachos al igual que el todavía responsable de la sección y que fue ex compañeros suyo, Nacho Rodríguez. Las dos piezas más importantes del equipo también han compartido cancha con Pau. Saras Jasikevicius, el técnico, era jugador del Barça en la temporada 2000-01, la última de Gasol como azulgrana. Y Mirotic ha sido compañero suyo en los Bulls, en los Bucks y en la selección. El propio Mirotic asegura que la presencia de Pau en Chicago fue lo mejor que le pudo pasar en su aterrizaje en la NBA. Con Claver y Abrines compartió vestuario en la selección.

La incorporación de Gasol al equipo se producirá de forma progresiva. El Barça, después de ganar la Copa y con el parón por la ventanas FIBA, no tiene ningún tipo de urgencias. El primer partido de los azulgrana será el próximo viernes en la Euroliga en Barcelona ante el ASVEL Villeurbanne. El domingo 28 llegará el derbi con el Joventut y luego una jornada con doble ración de Euroliga: el Panathinaikos el 2 de marzo y el Baskonia el día 5. El Barça descansa en la vigésimo quinta jornada de la ACB y el siguiente duelo sería el Clásico en la Euroliga el 11 de marzo.

En las últimas horas hubo alguna señal de que el regreso de Pau era más que factible. Su amigo y presidente de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, aseguró el viernes en Valencia: “Pau está muy bien, tomará la mejor decisión y parece que está muy recuperado”. “La fe en Pau es ciega porque sabemos lo que trabaja, sabemos de su dureza mental y porque sabemos de su inteligencia y tomará la mejor decisión. Como he dicho siempre, estamos esperando a pactar, a consensuar esa decisión pero siempre escuchándole a él primero”, afirmó Garbajosa. “No hay tiempo límite, eso lo marcará su pie y su estado de salud. Nadie mejor que él sabe interpretar a su cuerpo. Si Pau ve a nivel médico y de sensaciones que puede estar a un nivel de Juegos Olímpicos, él va a estar. Y si no, sabemos que él mismo lo va decir”, declaró el presidente de la FEB.