Catar autoriza finalmente los biquinis en su torneo de Vóley-Playa

Tras el boicot anunciado por la pareja estelar alemana formada por Karla Borger y Julia Sude

Jugadoras de Voley Playa con su indumentaria habitual
Jugadoras de Voley Playa con su indumentaria habitualArchivoLa Razon

La Federación Internacional de Vóley-Playa (FIVB) ha anunciado que los biquinis, ropa habitual de las jugadoras, finalmente no estarán prohibidos en el torneo de Doha, en marzo, después de que la pareja estelar alemana formada por Karla Borger y Julia Sude anunciara su boicot a la competición.

Es la primera vez que este pequeño Estado del Golfo recibe una competición femenina de la FIVB, del 8 al 12 de marzo, después de haber organizado durante siete años una competición masculina y en 2019 los Juegos Mundiales de playa, donde las jugadoras estaban autorizadas a llevar un bañador.

En un comunicado enviado a la AFP este martes, la FIVB indicó que estaba en contacto con la Federación Catarí de Voley (QVA), confirmándole esta última que no habrá ninguna prohibición sobre la vestimenta de las jugadoras.

Karla Borger y Julia Sude anunciaron el pasado lunes que iban a boicotear el torneo por esta prohibición, una medida que los organizadores cataríes aseguran que no solicitaron. “Vamos allí para hacer nuestro trabajo, pero nos impiden llevar nuestra ropa de trabajo”, justificó Karla Borger, en unas declaraciones a la radio pública alemana Deutschlandfunk. “Es realmente el único país y el único torneo en el que el gobierno nos dice cómo hacer nuestro trabajo. Criticamos eso”.

Este martes la entrenadora de estas estrellas alemanas también anuncio su renuncia a la competición, acusando a la Federación Catarí de mentir.

Pero finalmente la FIVB ha actualizado el reglamento del torneo, sobre todo el artículo 10 referente a la ropa de las jugadoras: “Tras las conversaciones, la QVA confirmó el 23 de febrero que no hay restricciones para las jugadoras, si desean llevar la ropa habitual en la competición de Catar”.

Cambio en el reglamento

En una primera versión de este artículo 10, a fecha de 16 de febrero, se estipulaba: “Sobre la ropa de las mujeres, con el objetivo de respetar la cultura y la tradición local, con el apoyo total de las deportistas, está previsto que todos los equipos femeninos participantes utilicen una camiseta con mangas cortas sobre el top femenino oficial del torneo y un pantalón hasta la rodilla, en el entrenamiento y en los partidos”.

Ahora la organización da marcha atrás y subraya que “durante la competición en Doha, si las jugadoras solicitan llevar su ropa habitual, serán libres de hacerlo.