Estallan contra Irene Montero por el cartel del 8-M: “¿Echar a la mujer de las carreras como tu Ley Trans?”

El debate sobre las medidas para el deporte de la “Ley Trans” no cesa y elegir como icono del 8-M a la atleta Kathrine Switzer a la intentaron expulsar del maraton de Boston ha encendido la mecha.

Polémica con el cartel del 8-M
Polémica con el cartel del 8-MTwitterLa Razon

El Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero, y el Instituto de la Mujer, presentaban ayer el cartel promocional del 8_M, cuya protagonista es Kathrine Switzer, la primera mujer en correr un maratón con dorsal. La icónica imagen en la que varios corredores intentan expulsar a la atleta del Maratón de Boston en 1967 protagoniza el cartel promocional acompañado del lema “Por ser mujeres”.

“Lanzamos el cartel del @InstMujeres con motivo del 8M, Día Internacional de las Mujeres. Hay muchas formas de ser mujeres, pero a todas nos unen situaciones y desigualdades que vivimos #PorSerMujeres. Frente a los que luchan para que seamos más desiguales, alianza feminista”, se puede leer en el “tuit” que acompaña al cartel, publicado en el perfil oficial del Ministerio de Igualdad.

En principio, parece una protagonista adecuada. No en vano, logró correr el maratón de Boston en 1967 a pesar de estar prohibido para las mujeres y desde entonces su dorsal 261 se ha convertido en un símbolo de la lucha por la Igualdad.

Un cartel que define la “Ley Trans”

Sin embargo, con la polémica Ley Trans sobre la mesa, cuyos artículos en materia deportiva supone para muchas mujeres el fin del deporte femenino, la imagen de una mujer expulsada de una competición resulta desafortunada para muchos usuarios, que han mostrado su malestar en Twitter y han vuelto a cargar una vez más contra el Ministerio de Igualdad.

“Un cartel muy representativo de lo que queréis hacer con las mujeres aprobando la ley trans, echarlas de sus propias competiciones”, “Leamos el cartel literalmente: los hombres están expulsando del deporte a las mujeres. Si no hay nada como la literalidad” o “Hay muchas formas de borrar a las mujeres”, se puede leer en algunos de los cientos de mensajes publicados en Twitter.

La ley de Irene Montero establece que los deportistas se regirán bajo su propia identidad y no bajo reglas biológicas, lo que según las feministas supone una gran desventaja para las mujeres que no disponen de las mismas condiciones físicas que una atleta que se identifique como mujer, pero su “sexo biológico” sea el masculino.

Desde que se filtrara el borrador de la ley Trans a principios de este mes, su capítulo VI que regula la participación de las personas trans en las prácticas, eventos y competiciones deportivas, atendiendo a su sexo registral, sin que en ningún caso puedan realizarse pruebas de verificación del sexo, lleva generando un agrio debate en las últimas semanas.

Además de chocar directamente con los reglamentos internacionales actualmente en vigor, numerosas deportistas o asociaciones feministas como la Alianza contra el borrado de la Mujeres -afín al PSOE- han exigido la retirada de una norma que supondría “el fin del deporte femenino o cuanto menos la desaparición de las mujeres de los podios”.