Así es el bombero ex marine que rescató a Tiger Woods con un hacha tras su accidente

Cole Gomoll cortó el borde del parabrisas y en cuestión de minutos sacó al golfista del interior del vehículo.

Cole Gomoll
Cole Gomoll FOTO: Ashley Landis AP

El teléfono del 911 sonó a las 7.22 del martes y seis minutos más tarde un agente ya estaba en el lugar. La situación era grave: el golfista Tiger Woods se encontraba atrapado en su lujosa camioneta modelo Genesis GV80. Era necesario que un equipo especializado aparezca en escena para rescatarlo de los retorcidos metales del vehículo.

Cole Gomoll, de la estación de bomberos 106 de Rolling Hills Estates de California, fue el encargado inicial de esa tarea. El legendario deportista de 45 años estaba todavía con el cinturón puesto dentro de la cabin El bombero y ex Marine, quien cortó con un hacha el borde del parabrisas del vehículo estrellado. En el interior del vehículo, Tiger Woods permanecía atrapado, con el cinturón de seguridad puesto y con una sábana encima para no lastimarse más con los restos de vidrio que volaban durante los intentos por rescatarlo.

Gomoll cortó una larga línea de un extremo a otro del parabrisas. Luego, él y otro bombero del condado de Los Ángeles arrancaron el vidrio. Soltaron el hacha y tomaron una camilla. En cuestión de minutos, una ambulancia avanzaba a toda prisa hacia un hospital de traumatología, para internar al famoso paciente.

“Él es solo otro paciente”, reconoció el bombero en una entrevista que realizó durante las últimas horas con Ap. En total, estuvieron 12 minutos en la escena del accidente, que se reportó como una colisión vial con una persona atrapada dentro de una camioneta.

La primera intervención del ex marine

El bombero que fue clave para salvar la vida de Woods tiene 23 años, es ex integrante de los infantes de Marina y se unió en agosto a esta estación de bomberos que está ubicada a un kilómetro y medio de donde ocurrió el accidente: Tiger Woods fue la primera persona atrapada en un vehículo que Cole Gomoll retiró mediante herramientas en un accidente real y no en una práctica.

“Hemos entrenado para situaciones así”, aclaró el bombero a la citada AP. Hace apenas tres semanas practicó bajo la supervisión de su superior la capitana Jeane Barrett para sucesos de este tipo.

El jefe de batallón Dean Douty, Gomoll, Barrett y el resto de los bomberos involucrados en el rescate aseguraron que cualquier persona involucrada en un accidente tan complicado como el que tuvo Woods hubiese recibido la misma atención. Y, además, mantuvieron en absoluta privacidad lo ocurrido: se negaron a contar la conversación que tuvieron con el deportista o el estado de salud que tenía al momento de ser rescatado. “Su identidad realmente no importa en lo que hacemos”, dijo la capitana Jeane Barrett. “Yo no sabía quién estaba en el vehículo”, agregó el capitán Joe Peña.

Woods resultó herido el pasado martes se estrelló con su coche. El vehículo era un Genesis GV80, un SUV de la marca de lujo de Hyundai y que sólo se vende en Estados Unidos. Su sistema de seguridad pasiva con 10 airbags, incluido uno para las rodillas del conductor, salvó a Tiger de un accidente más dramático.

El deportista sufrió múltiples fracturas en la tibia y el peroné derechos y fue necesario estabilizar esas lesiones con una varilla en la tibia. Los traumatismos adicionales en los huesos del pie y del tobillo, en tanto, requirieron de tornillos y clavos durante su intervención en el Centro Médico Harbor-UCLA.