El Covid-19 suspende las eliminatorias suramericanas para el Mundial

La Conmebol ha decidido aplazar las dos jornadas previstas para finales de marzo por los problemas para viajar desde Europa de las estrellas de las distintas selecciones

Leo Messi, en el partido entre Argentina y Perú del pasado 17 de noviembre
Leo Messi, en el partido entre Argentina y Perú del pasado 17 de noviembreErnesto BenavidesAP

La Conmebol ha decidido aplazar las dos jornadas que se iban a disputar entre el 25 y el 31 de marzo correspondientes a la clasificación para el Mundial de Qatar 2022 en la zona suramericana. Y la culpa la tiene la pandemia de coronavirus y la aparición de la cepa brasileña, que ha complicado la movilidad entre los distintos países de Suramérica y el acceso a ellos desde Europa.

Según la propia Conmebol, la razón principal es la “imposibilidad de contar en tiempo y forma con todos los jugadores sudamericanos”. Es decir, que empezaba a ser complicado para los seleccionadores tener a su lado a los jugadores de las ligas europeas.

De hecho, tanto en Inglaterra como en Alemania, los clubes habían mostrado su rechazo a ceder a sus estrellas para esta fecha FIFA, por el miedo a que regresaran contagiados de su viaje y a la obligatoriedad de cumplir una cuarentena de 10 días a su regreso.

El asunto se estaba complicando demasiado, además, por las decisiones de algunos países de la zona, como Colombia, de prohibir los vuelos procedentes de Brasil, ante el temor de la expansión de la nueva cepa brasileña del virus.

Era muy probable que muchas selecciones perdieran a futbolistas clave, con lo que se adulteraría la competición, en la que además hay mucha igualdad. Las jornadas que se van a aplazar son la quinta y la sexta, en la que estaba previstos los siguientes partidos:

Bolivia-Perú; Venezuela-Ecuador; Chile-Paraguay; Colombia-Brasil; Argentina-Uruguay; Ecuador-Chile; Paraguay-Colombia; Brasil-Argentina y Perú-Venezuela.

Una buena noticia para selecciones como Colombia, que ha cambiado de seleccionador tras la destitución de Queiroz y tendrán más tiempo para trabajar. Y también para Brasil, que iba tener que enfrentarse a Argentina sin Neymar, muy probablemente.