Tenis

Un tenista descalificado en Acapulco por amenazar de muerte al juez de silla

El bosnio Damir Dzumhur, que llegó a ser el número 23 del mundo, se desquició después de una bola cantada fuera

Damir Dzumhur, tenista bosnio
Damir Dzumhur, tenista bosnio FOTO: Frank Franklin AP

El bosnio Damir Dzumhur no es un cualquiera en la ATP, aunque con 28 años esté más allá del “top 100″ y tenga que ganarse la vida disputando fases previas para intentar colarse en los cuadros principales de los torneos. Hace dos años y medio llegó a ser el número 23 del mundo y en su palmarés cuenta con tres títulos: San Petersburgo, Moscú y Antalya. Dzumhur se encontraba esta semana en Acapulco intentando acceder al torneo mexicano ATP 500, pero... el balcánico enloqueció en su partido con el holandés Botic van de Zandschulp. Perdía por 6-5 en el primer set y una pelota muy ajustada le cantaron fuera. Primero pegó un pelotazo y después del feo gesto que, afortunadamente, no golpeó en nadie y que iba dirigido a su rival se dirigió al juez de silla. Comenzó a increparle sin control alguno y llegó a soltarle que le iba a matar. La organización del torneo decidió su descalificación inmediata.

La vida de Dzumhur es de película. Nació en Sarajevo en mayo de 1992, un mes después de que el Ejército serbio comenzara el asedio a la capital bosnia. Damir fue uno de los últimos bebés que pudo nacer en un hospital en una de las ciudades más prósperas de la antigua Yugoslavia. Su padre tardó más de seis meses en poder reunirse con su mujer y su hijo debido al control que las fuerzas serbias ejercían sobre todo el perímetro de Sarajevo y a la multitudinaria presencia de francotiradores en las principales avenidas de la ciudad. Después de cuatro años de conflicto y con la ciudad destrozada, la familia decidió abrir una escuela de tenis. Su padre, Nerfid, fue el responsable de introducirle en el mundo del tenis. Además de practicar con la raqueta, la infancia de Dzumhur estuvo marcada por una incipiente carrera como actor. Se estrenó siendo un niño y como adolescente, cuando ya apuntaba maneras como tenista, llegó a ser protagonista de la película Sniper Valley (2007), que estaba ambientada en el conflicto de los Balcanes.

En 2011 dio el salto al circuito y tres años después llegó su primer gran momento cuando alcanzó la tercera ronda del Open de Australia, un techo que también tocó en Wimbledon y Roland Garros. En 2015 se coló en el “top 100″ y continuó la escalada hasta julio de 2018. Este año sólo ha disputado un partido de la ATP. Fue en la primera ronda de Australia donde cayó ante el local James Duckworth. Lo demás han sido partidos de fases previas hasta que llegó el incidente y la expulsión en Acapulco.