Ciclismo

Bilbao acogerá la salida del Tour de Francia en 2023

La carrera francesa ya salió de San Sebastián en 1992

Pogacar pasa por el Arco del Triunfo con el maillot amarillo en el Tour 2020
Pogacar pasa por el Arco del Triunfo con el maillot amarillo en el Tour 2020STEPHANE MAHEREUTERS

Bilbao acogerá la gran salida del Tour en 2023, según anuncia el diario “El Correo”, que cifra la inversión de la capital vizcaína en unos diez millones de euros. La ciudad puede quedarse sin Eurocopa este verano, un proyecto al que el Ayuntamiento ha dedicado todas sus energías, pero recibirá el gran acontecimiento deportivo del verano en 2023.

La ciudad perseguía desde hace años acoger una etapa de la carrera francesa. La experiencia de la Vuelta, que regresó en 2011 después de estar ausente desde 1978, ha sido plenamente satisfactoria, con el público volcado con la carrera.

En lugar de una etapa será la Gran Salida, lo que supone acoger la caravana del Tour entre dos y tres días de carrera además de los días previos, lo que puede suponer una semana de alta ocupación hotelera y de gran retorno para la economía bilbaína.

Si la Eurocopa llega a disputarse en Bilbao este verano, algo altamente improbable a estas alturas, lo hará sin demasiadas consecuencias en la economía de la ciudad. Sin público y con restricciones el torneo futbolístico no tendrá la repercusión económica que se imaginaba. Algo que sí podrá recibir Bilbao con el Tour. La cercanía de la frontera con Francia hace muy sencillos los desplazamientos y muy atractivos para el público francés.

El regreso del Tour al País Vasco puede llegar demasiado pronto para el proyecto deportivo de la Fundación Euskadi, que intenta recuperar el espíritu del Euskaltel que tiñó de naranja las carreteras francesas no hace tantos años. El equipo vasco ya ha sido invitado para la edición de este año de la Vuelta a España y en su proyecto está la idea de regresar al Tour más pronto que tarde.

2023 puede ser una buena fecha para que la marea naranja vuelva a inundar el Tour.