El retiro millonario de José Ramón de la Morena: estos son sus negocios y propiedades

El periodista que ha anunciado su retirada de la radio cuenta además con una fundación en la que trabaja también su pareja

El adiós de José Ramón de la Morena a la radio
El adiós de José Ramón de la Morena a la radioARchivoLa Razon

José Ramón de la Morena daba en la noche del jueves la que se convertiría en la noticia del día en la radio deportiva. El veterano locutor anunciaba en directo que colgaba el micrófono al final de temporada poniendo así fin a una carrera plagada de éxitos y millonarios ingresos.

En junio de 2016 decidió no renovar contrato con la Cadena SER y fichó por Onda Cero, con un contrato de 3,5 millones de euros, para dirigir desde el 4 de septiembre de ese año el programa El transistor, en total 17 millones. El contrato más alto para un presentador de deportes de la radio española.

Del “ladrillo” a la “producción periodística”

Pero su jubilación “dorada” no proviene solo de sus ingresos en la radio. El veterano periodista cuenta con varias empresas, propiedades inmobiliarias y su Fundación. De la Morena es el único socio de Global Semichi, una compañía que, según reza en el Registro Mercantil, se dedica a la adquisición, administración y gestión de patrimonio inmobiliario, cartera de valores e inversiones, compra y venta de edificios, locales comerciales terrenos o cualquier otro bien inmueble.

La sede de esta nueva sociedad, desde febrero de 2019, está también en la finca El Transistor y es la sede de Producciones Deportivas Brunete, la otra compañía del locutor, dedicada a actividades de radiodifusión y matriz de Global Semichi. Esta segunda empresa, según figura en el registro, se dedica a la “realización comercialización y explotación de producciones periodísticas destinadas a los medios audiovisual, radiofónico, televisado escrito o editorial” y se encuentra entre las Top100.000, sello de las Principales Empresas Españolas que se otorga a las mayores empresas del año por facturación.

Fundación, la cara más solidaria

Asimismo en 2004, se crea La Fundación José Ramón de la Morena (antes denominada Fundación El Larguero) bajo la iniciativa de su Presidente, José Ramón de la Morena, “al objeto de reivindicar y dinamizar todos los valores positivos que representa el deporte, como son: el trabajo en equipo, la solidaridad, la convivencia, la deportividad, la formación integral del individuo, el ocio, el entretenimiento y las relaciones entre culturas y países”. Esa Fundación, como el resto de sus empresas, está domiciliada en la finca El Transistor, un terreno de tres hectáreas que le supuso en su día pelear con el Ayuntamiento de Brunete. El consistorio de la localidad madrileña le abrió expediente en 2006 por “infracción urbanística grave” al sospechar que estaba realizando obras en la propiedad, calificada como terreno rústico entonces. Luego el terreno pasó a ser suelo industrial.

En la actualidad esta fundación colabora con labores sociales en el Valle de Ushe (Pakistán) cerca del Karakorum, en el Sahel con niños Saharauis, en Madagascar, y más recientemente en Puerto Maldonado (Perú) en la casa de acogida del Hogar de Nazaret.

Asimismo, cuenta con una Escuela de Fútbol, afincada en la localidad madrileña de Brunete, donde se completa la formación futbolística de más de 300 alumnos desde los 5 hasta los 18 años, siendo considerada una de las más punteras de la Comunidad de Madrid y con otra Escuela de Tenis, Padel y Gimnasia. Entre las múltiples actividades que organiza destacan los Campeonatos Nacional e Internacional de Fútbol Alevín.

Precisamente en esta fundación trabaja su actual pareja, Laura Vázquez como directora de proyectos.

En cuanto a su propiedades, según desveló el portal El Extraconfidencial, el patrimonio urbano del periodista supera la veintena de propiedades, localizadas en las localidades madrileñas de Brunete –su pueblo natal– y Villamantilla –a medio camino entre Aldea del Fresno y Sevilla la Nueva-, así como otras tres en Estepona.