La ilusión del Granada no basta ante el poderoso Manchester United (0-2)

Los goles de Rashford y Bruno Fernandes convierten en casi imposible el sueño de los andaluces, que necesitan una enorme remontada en Old Trafford para estar en semifinales de la Liga Europa

Los jugadores del Manchester United celebran el segundo gol del equipo inglés ante el Granada
Los jugadores del Manchester United celebran el segundo gol del equipo inglés ante el GranadaPepe TorresEFE

Sigue siendo extraño el fútbol en silencio, pero más aún con los partidos que dejan una marca en la historia de los clubes, como el del Granada contra el Manchester United. Quizá con público, con la electricidad que transmite la emoción de la masa animando, el choque, la ida de los cuartos de la Europa League, hubiese tenido otro tono y el equipo de Diego Martínez hubiese ido a más, con más determinación en busca de un empate cuando aún sólo llevaba un gol en contra. Es hablar por hablar, porque puede que nada hubiera cambiado con las gradas llenas y que el conjunto andaluz viviera un encuentro tan atado como el que sufrió. Apenas pudo hacer nada frente a un rival mejor y más experto, dispuesto a controlar el choque y a que no pasase nada. O casi nada.

Lo que sucedió fue un pase largo a Rashford, que se metió entre los dos centrales, al estilo Vinicius, controló de manera maravillosa y alrededor de la media hora de juego, marcó el primer tanto del encuentro. Y lo que pasó también fue un manotazo dentro del área de Eteki cuando el partido terminaba. Un penalti que sonaba a definitivo para casi todo.

Excepto esas dos jugadas y alguna que otra carrera con la que pillar a los de Diego Martínez, los ingleses jugaron a mantener el partido en un tono tedioso, a controlar todas las situaciones e imponer su físico. La ventaja, la distancia económica y de calidad y que el partido de vuelta se juega en su campo les valía. Lo mejor de estos jugadores de alta calidad fue la fugaz aparición de Rashford para marcar, pero Pogba apenas dejó señales antes de irse y Bruno Fernandes maquilló su choque con el penalti al final.

Ni le importó al Manchester United sumar amarillas a futbolistas que se van a perder el partido de vuelta porque ya cumplen ciclo. O, peor, que vieron la eliminatoria casi decidida y no les importó perderse el encuentro de la semana que viene.

Al Granada le costó mucho cualquier cosa. No le faltaron ganas e intención, pero apenas tuvo profundidad y ocasiones para hacer daño. Sus mejores minutos llegaron al final del primer tiempo, cuando más tiempo estuvo cerca del área rival. Lo mejor salió de Yangel Herrera, pero menos en un remate al palo, De Gea no sintió el peligro. Las jugadas a balón parado fue el camino más rápido para buscar el gol y hasta más de diez saques de esquina tuvieron los españoles a su favor, sin resultado.

0. Granada: Rui Silva; Víctor Díaz, Domingos Duarte (Germán, m.54), Vallejo, Carlos Neva (Foulquier, m.75); Gonalons (Yan Eteki, m.86), Montoro, Yangel Herrera; Kenedy (Machís, m.75), Antonio Puertas y Soldado (Luis Suárez, m.86).

2. Manchester United: De Gea; Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Shaw (Alex Telles, m.46); McTominay, Pogba (Matic, m.74), Bruno Fernandes; James, Rashford (Cavani, m.65) y Greenwood (Van de Beek, m.85).

Goles: 0-1, m.31: Rashford. 0-2, m.90: Bruno Fernandes, de penalti.

Árbitro: Artur Dias (Portugal). Mostró cartulina amarilla a los locales Domingos Duarte (m.51) y Yan Eteki (m.90), y a los visitantes Pogba (m.8), McTominay (m.40), Shaw (m.43), Maguire (m.71) y Matic (m.84).

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Liga Europa disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes a puerta cerrada.