Fútbol

La venganza de Piqué: su mensaje contra Florentino y El Chiringuito tras el Brexit de la Superliga

El central del Barcelona, que aún forma parte del proyecto, ha esperado a que se vayan los clubes ingleses para escribir a favor de las aficiones y contra el Real Madrid

Gerard Piqué se ha pronunciado sobre la Superliga
Gerard Piqué se ha pronunciado sobre la SuperligaRodrigo JimÈnezEFE

“El fútbol pertenece a la afición. Hoy más que nunca”, escribió Gerard Piqué en Twitter, en inglés. Fue pasadas las doce de la noche del martes al miércoles, hora en la que el Barcelona todavía no había hecho oficial su postura final respecto a la Superliga, pero en la que los clubes ingleses ya habían abandonado el proyecto en desbandada, uno detrás de otro, City, Liverpool, Arsenal, Tottenham, United, Chelsea... Hubo un comunicado de la entidad catalana diciendo que era uno de los clubes fundadores, pero después TV3 desveló que había una cláusula que le permitía salirse si así lo decidían los socios. Todo en medio de un día de locos, con aficionados ingleses como los del Chelsea deteniendo el autobús de su equipo para protestar. La UEFA y la FIFA han ganado.

Piqué no habló durante todo los movimientos. Sí lo hicieron otros jugadores como Cesc o los jugadores del Liverpool. El central del Barcelona prefirió callar, sin mojarse, pese a que el Barcelona de Laporta es uno de los implicados (pese o porque). Pero cuando la Superliga ya parece un proyecto que no va a salir adelante, ha sacado sus ganas de revancha: “Ayer una fiesta, hoy hundidos. El Chiringuito de Florentino”, ha escrito el central.

Florentino Pérez habló para explicar el proyecto, pero Joan Laporta no. Tampoco Enrique Cerezo o Miguel Ángel Gil, responsables del Atlético de Madrid, el tercer equipo español en la Superliga. Lo hizo Piqué y en redes sociales hubo quien le dio las gracias “en nombre de la afición”, pero también hubo quien le recriminó que era un poco tarde, que “a buenas horas”, que tenía que haber sido más valiente y escribir esas mismas palabras el día anterior, no subiéndose al carro de lo que había sucedido en la Premier.