La batalla campal que avergüenza al fútbol francés

Sucedió al final del Mónaco-Lyon y hubo cinco expulsados

Tángana entre los jugadores del Mónaco y los del Lyon al final del partido.
Tángana entre los jugadores del Mónaco y los del Lyon al final del partido.SEBASTIEN NOGIEREFE

Mónaco y Lyon disputaron este domingo el partido más interesante de la jornada en la Ligue 1. Tercer clasificado, por detrás de Lille y PSG, el Mónaco necesitaba vencer para seguir aspirando a ganar el campeonato francés. Sin embargo, el equipo monegasco tropezó en su estadio y perdió por 2-3 contra el OL, que ocupa el cuarto puesto. Esta derrota no sentó nada bien a los jugadores del Mónaco, que se sintieron provocados por la forma en la que el joven Rayan Cherki, de 17 años, celebró el gol del triunfo del Lyon en el minuto 90.

El alemán Kevin Volland adelantó al Mónaco en la primera parte y Memphis Depay empató ya en la segunda. El Lyon se quedó con un hombre menos por la expulsión de Maxence Caqueret por doble amarilla en el minuto 70. Marcelo adelantó a los visitantes poco después y Ben Yedde igualó de penalti a cuatro minutos del final. El tanto de Cherki en el minuto 90 hizo que toda la tensión acumulada durante el encuentro saltara por los aires.

Cherki celebró el gol mandando callar a sus rivales y en actitud desafiante, mientras su entrenador, Rudi García, que estaba sancionado, lo festejó con gran efusividad en el palco junto al director deportivo, Juninho Pernambucano.

Rayan Cherki manda callar a sus rivales después de marcar el gol del triunfo del Lyon.
Rayan Cherki manda callar a sus rivales después de marcar el gol del triunfo del Lyon.SEBASTIEN NOGIEREFE

Cuando el árbitro, Clément Turpin, pitó el final del partido se originó una batalla sobre el césped entre los jugadores y miembros de los dos equipos. Turpin expulsó a Pietro Pellegri y Willem Geubbels, del Mónaco, y a Marcelo y Mattia De Sciglio, del Lyon.

Después del partido, Rudi García acusó de provocación al Mónaco: “¿Qué sentido tiene que nuestros jugadores fueran expulsados? Ninguno. Es anormal lo que ha sucedido. Las provocaciones vienen de casa, de jugadores jóvenes y ni siquiera tomamos represalias. Es muy dañino. No es digno de futbolistas de su nivel y a nosotros nos priva de varios jugadores para el futuro”. El técnico del Mónaco, Niko Kovac, dijo que no vio nada de lo que sucedió y prefirió no pronunciarse.