Real Madrid: ¿Y qué hacemos con Bale?

Dos goles del futbolista galés meten al Tottenham en Europa. Acaba cesión y tiene que volver al Real Madrid

Gareth Bale celebra uno de los goles que marcó con el Tottenham
Gareth Bale celebra uno de los goles que marcó con el TottenhamShaun Botterill / POOLEFE

Un doblete de Gareth Bale culminó la remontada del Tottenham Hotspur contra el Leicester City (2-4) que supone la clasificación a la Conference League de los ‘Spurs’ y la salida de los ‘Foxes’ de los puestos de Liga de Campeones. Ahora falta por saber si es su último partido antes de volver al Real Madrid, donde no se sabe muy bien qué hacer con él.

Entre Bale, con el tercer y cuarto gol del partido, y Kasper Schmeichel, que cometió un tremendo error, sentenciaron al Leicester. El meta danés, con 2-1 en el marcador a favor de su equipo, se marcó en propia el empate a la salida de un córner, intentando despejar el lanzamiento de esquina. No le valía el empate al Leicester, que recibió la puntilla cuando Bale concluyó una jugada de Harry Kane para hacer el 2-3 y mandar al Tottenham a la Conference League.

Y eso que durante muchos minutos los ‘Foxes’ estuvieron en la máxima competición continental. Se adelantaron con un penalti transformado por Jamie Vardy y aunque empató Harry Kane, en el que posiblemente sea su último partido con la camiseta de los ‘Spurs’, Vardy volvió a poner por delante a los suyos otra vez desde los once metros, en un error de juvenil de Davinson Sánchez.

Pero a quince minutos del final, con el Tottenham empujando, conscientes de que necesitaban la victoria para ir a Europa, Schmeichel se marcó en propia intentando despejar un córner y redujo las esperanzas del Leicester, que se terminaron cuando Bale aprovechó, llegando desde segunda línea, un pase de Kane para hacer el 2-3.

Ya sobre la bocina, el propio Bale culminó un contraataque para hacer su undécimo gol en esta Premier League.

Con este triunfo sufrido, el Tottenham se agarra a la séptima plaza, con 62 puntos, solo uno por encima del Arsenal, que se queda sin ir a Europa por primera vez en 26 años.

El Madrid tiene que decidir que hace ahora con un futbolista que hace dos años parecía más un estorbo que una ayuda. Termina su temporada en la Premier con 16 goles, que comparados con los que han marcado algunos delanteros del Real Madrid, parecen muchos. Pero cuando se marchó su relación con el vestuario, el entrenador y el club estaba ya muy deteriorada, por lo que un regreso no parece lo más factible. En el club blanco va a haber cambios siga o no Zidane y también se buscan ingresos con los que afrontar el cada vez más posible fichaje de Mbappé durante este verano. Los números de Bale le vuelven a poner en el mercado tras no recibir ni una oferta por él hace sólo un año.