Motociclismo

Jason Dupasquier, en estado grave: traumatismo torácico y craneal. Las próximas horas, decisivas

Se encuentra ingresado en el hospital de Careggi y los médicos han decidido esperar antes de llevarlo al quirófano

Jason Dupasquier sale de su box en el circuito de Mugello
Jason Dupasquier sale de su box en el circuito de Mugello FOTO: AFP7 vía Europa Press

Todos los pensamientos del universo de MotoGP están esta tarde-noche con Jason Dupasquier, ingresado en el hospital universitario de Careggi, cerca de Florencia, en estado grave. El piloto suizo sufrió una caída al final de la Q2 de Moto3 y fue atropellado por las motos de Sasaki y de Jeremy Alcoba, los otros implicados en el accidente, que venían por detrás y no pudieron evitarlo.

En el suelo quedó Dupasquier, evacuado en helicóptero desde el circuito de Mugello después de media hora de cuidados sobre la pista. Las informaciones médicas hablaban de un estado grave por culpa de varios traumatismos craneales, torácicos y abdominales, que lo mantienen estrechamente vigilado por los doctores.

En un principio se pensó en una operación urgente, pero después se decidió realizar todo tipo de pruebas radiológicas para ver el estado de las lesiones y cuál de ellas era la que necesitaba más atención en un primer momento.

Se decidió esperar a que estuviera estabilizado para llevarlo al quirófano y se apuntaba a que las próximas horas de evolución serían decisivas para el paciente. Dupasquier, hijo de un ex piloto de Motocross y nacido en Bulle (Friburgo) hace 19 años se encuentra en su segunda temporada en el Mundial de Moto3. Todavía no ha conseguido subir al podio, pero su rendimiento había mejorado este curso después de que trasladara sus entrenamientos a Barcelona.

Dupasquier perdió el control de su moto y fue arrollado, en lo que siempre es el peor escenario para la integridad de los pilotos. No hay medida de seguridad que evite el peligro máximo de estas situaciones, ya que el impacto se produce a muchísima velocidad y ni el casco ni el mono pueden proteger del todo.

Sus compañeros de todas las categorías se acordaron de él por la tarde y deseaban su recuperación. “Es difícil subirse a la moto después de estas cosas, le mando mucho ánimo a los miembros de su equipo”, decía Marc Márquez, y en la misma línea se expresaba Joan Mir: “Los pilotos empatizamos mucho con los compañeros cuando suceden estas cosas. No tengo mucha información, pero ojalá que se recupere y esté todo bien”, admitía el vigente campeón del mundo.