Motociclismo

Muere el piloto Jason Dupasquier tras su grave accidente en Mugello

El piloto suizo, de 19 años, no ha podido sobrevivir tras ser atropellado en la Q2 de Moto3. Fue operado de madrugada de los múltiples traumatismos que presentaba

Jason Dupasquier ha fallecido tras su grave accidente de este sábado en el circuito de Mugello
Jason Dupasquier ha fallecido tras su grave accidente de este sábado en el circuito de MugelloRonny Lekl - gp-photo.de

Las peores noticias se confirmaron. MotoGP acaba de anunciar el fallecimiento de Jason Dupasquier tras su grave caída en la Q2 de Moto3 de este sábado en Mugello. Nada han podido hacer por su vida los doctores debido a la dureza de las lesiones que presentaba tras ser atropellado en la segunda arrabiata del trazado italiano.

Tras la caída del suizo fue golpeado por las motos de Sasaki y de Alcoba, que venían por detrás, y quedó tendido en el suelo helando la sangre a los compañeros y aficionados. Estuvo media hora siendo atendido por los doctores sobre el asfalto y fue trasladado al hospital en helicóptero. Presentaba un estado grave con fuertes traumatismos craneales, torácicos y abdominales.

Los doctores decidieron esperar para operarlo a que se estabilizara y finalmente durante la noche lo intervinieron de la lesión que tenía en el tórax.

Al mediodía en Mugello, todo el paddock supo la fatal noticia que nadie quería conocer: la muerte de Jason Dupasquier a los 19 años, que estaba en su segunda temporada en la categoría pequeña. Nacido en Bulle (Friburgo) era hijo de un ex piloto de motocross y su hermano también compite en categorías inferiores.

Su familia viajó en la noche del sábado en coche desde Suiza hasta las cercanías de Florencia para estar junto a él. Seis horas de carretera que han acabado de la peor manera posible, con el adiós del piloto suizo, que este curso estaba mejorando mucho sus prestaciones.

Otra vez un atropello acaba con la vida de un piloto del Mundial de Motociclismo, la peor de las situaciones posibles, porque los competidores reciben un impacto tan fuerte que no hay medida de seguridad capaz de salvarlos.

El caso de Dupasquier trae a la mente los fallecimientos de Marco Simoncelli, que también falleció tras ser atropellado, o el de Luis Salom, del que están a punto de cumplirse cinco años de su muerte.