Fútbol

La cama en la que duerme Marcos Llorente: un “milagro” de 40.000 euros

El jugador del Atlético se ha llevado a la concentración de Las Rozas su cama, un producto exclusivo que ralentiza el envejecimiento

Marcos Llorente, en el partido ante Suecia
Marcos Llorente, en el partido ante SueciaPierre Philippe Marcou / POOLEFE

Marcos Llorente ha trasladado la cama de su casa a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas durante la concentración de la selección española. No es el único, también lo han hecho Koke, Morata, Eric García y Laporte. No es un capricho ni el clásico «si no es en mi cama yo no puedo dormir».

El jugador del Atlético se preocupa por todo lo que puede afectar a su rendimiento y a su salud y la cama es un elemento más. Por eso instaló Hogo en su domicilio, una cama especial que le ayuda a optimizar su descanso.

«Nosotros hemos demostrado científicamente después de casi cinco años de investigación que ralentizamos el proceso de oxidación e inflamación por el que envejecemos y morimos. Que no es una patología sino un proceso natural. Ralentizamos el envejecimiento», asegura Marino Cid, cofundador de Hogo.

«Los futbolistas y los deportistas de élite son las personas que más se oxidan por el exceso de ejercicio y por el consumo de oxígeno. El descanso es una parte fundamental de la recuperación y de la regeneración de la oxidación. Y ese descanso regenerativo es esencial para rendir más y para estar mejor. Es como el teléfono móvil, si no lo cargas al día siguiente no te funciona. Y la gente duerme, pero no descansa», añade.

Los efectos de la cama Hogo se comprueban con datos. «A nuestros clientes les hacemos una analítica en sangre donde miramos cómo está su función inmunitaria, cómo están envejeciendo en función de las defensas que tiene nuestro organismo. Antes de empezar a usarla y dos meses después de dormir en la cama», explica Marino Cid.

«En un partido contra Osasuna hicieron una prueba de esfuerzo a todos los jugadores y Marcos Llorente salió como el futbolista que más esfuerzo había hecho. Al día siguiente hicieron una prueba para ver qué porcentaje de recuperación habían tenido. Sólo tenía la cama él y fue el único jugador que tuvo el cien por cien de recuperación física del partido anterior. El resto de compañeros no pasaba del 60 por ciento. A raíz de ahí se animaron más compañeros», asegura Cid.

«Marcos es una persona que todos lo conocemos por su exigencia física, por lo que se cuida, por cómo gestiona su cuerpo y es nuestro mejor embajador», afirma Cid. Entre sus clientes también están Cristiano Ronaldo, Marcelo, James Rodríguez, Kenan Kodro, Gerard Deulofeu, Raúl García y algunos entrenadores. Pero no son los únicos, también hay artistas y empresarios entre sus clientes.

El precio oscila entre los 35.000 y los 40.000 euros. «Es una cama que dura toda la vida y hay que tener en cuenta que pasamos durmiendo unos 30 años. Es el espacio en el que más tiempo pasamos en nuestra vida. Nosotros podemos hacer unas 2.000 camas al año. Posiblemente sea uno de los productos más exclusivos del mundo. Por ejemplo, Ferrari fabrica 8.000 coches al año, con una lista de espera de 18 meses; Patek Philippe vende al año 65.000 relojes; Rolls Royce, 5.500 unidades», afirma el cofundador de Hogo.

Además, la cama «no caduca, sólo hay que hacerle un mantenimiento anual», asegura Marino Cid.