Euskadi tendrá selección propia en el Europeo de pádel tras la renuncia de España

El torneo, que se celebrará en Bilbao del 4 al 9 de octubre, reunirá a 14 combinados masculinos y 9 femeninos y permitirá a Euskadi situarse al nivel de Alemania, Dinamarca o Portugal

Selección vasca de Pádel
Selección vasca de PádelArchivoLa Razon

Euskadi al mismo nivel que Alemania, Italia, Rusia, Portugal, Dinamarca... Es lo que ocurrirá el próximo 4 de octubre cuando arranque en Bilbao el Campeonato de Europa de Pádel que organiza la Federación Europea (FEPA). El País Vasco contará con una selección propia después de que la Federación Española haya descartado su participación al no reconocer las competiciones que son organizadas por la Federación Europea de Pádel. España solo reconoce las competiciones que dependen de la Federación Internacional (FIP), según adelantan El Correo y El Diario Vasco.

Como un estado independiente

Con este movimiento, el pádel será uno de los pocos deportes en los que Euskadi tenga una representación al mismo nivel que un Estado. De hecho, será la única comunidad que tome parte en esta competición. Frente al equipo vasco, los de Austria, Croacia, Chequia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Moldavia, Hungría, Italia, Mónaco, Polonia, Portugal, Rusia y Suiza. Según explican desde la Federación Vasca, Euskadi tiene, incluso, posibilidades de conseguir alguna medalla. Aseguran que el País Vasco y Portugal «son los favoritos al título». La Federación Española no se ha pronunciado aún sobre esta circunstancia.

Euskadi ha sido pionera en la expansión del pádel en el continente a través de la figura del empresario Julio Alegría, que conoció la práctica de este deporte en Marbella y lo introdujo en el País Vasco. La Federación Vizcaína fue la primera en fundarse y a través del propio Alegría ayudó a constituir la Federación Internacional (FIP) y, después, la Española (FEP). Años más tarde, desde esta comunidad autónoma se propició el nacimiento de la Europea (FEPA).

El conflicto se ha registrado en el último año, cuando la Federación Española decidió abandonar la Europea para ir de la mano solo de la Internacional. Euskadi se opuso, pero su posición quedó en minoría. Según explica su presidente, Jorge Peñín, los dirigentes vascos pidieron permiso a la Española para continuar en la FEPA y desde Madrid se lo concedieron. Como ‘premio’, la Europea ha otorgado al País Vasco la organización de este campeonato y le permitirá competir con el mismo rango que el resto de selecciones. La Federación Internacional, por su parte, organizó, de la mano de la Española, su propio Campeonato.

La Federación Española ha roto con la organización continental y solo participa en los torneos que convoca la Internacional de Pádel. En todo caso, los dirigentes de Euskadi no descartan que si la Federación cambia de criterio y retorna a la Europea, el País Vasco mantenga su actual estatus y, como en el fútbol y el rugby, pueda competir «de la misma manera que lo hacen Escocia, Gales e Inglaterra en Eurocopas y Mundiales».

El torneo tendrá las semifinales y final en el Frontón Bizkaia, pero las fases previas se repartirán por siete clubes vizcaínos. Se trata de Laukariz, Padeland (Amorebieta), Pádel Toki (Ortuella), PIC (Barakaldo), Pádel & Gol (Santurtzi), Jolaseta (Getxo) y Pádel Derio. La organización cuenta con el respaldo del Gobierno vasco, que colaborará en la financiación y que pretende utilizar esta cita para la promoción del País Vasco.

Una victoria tras el fracaso en el fútbol

El pádel proporciona así una victoria al nacionalismo vasco tras el fracaso con la Selección Vasca de Fútbol. El pasado mes de julio, la FIFA rechazaba la oficialidad de la selección vasca de fútbol, sumándose al dictamen emitido previamente por la UEFA. El organismo presidido por Aleksander Ceferin rechazó la solicitud realizada por la Federación vasca de fútbol para ser miembro de pleno derecho del organismo “por unanimidad”, con lo que, en ningún caso, existe la posibilidad de que una hipotética selección vasca juegue competiciones internacionales.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, mostró su más absoluto rechazo desde que comenzaron los movimientos de la Federación Vasca en busca de ser reconocida como miembro de pleno derecho por parte de UEFA y FIFA. La petición de los responsables del organismo del País Vasco ha encontrado el rechazo por un motivo tan simple como que no cumple los criterios legales que marca el reglamento de la FIFA.

La FIFA reconoce al País Vasco como una Comunidad Autónoma más dentro del Reino de España. No se trata de un estado independiente reconocido por la comunidad internacional por lo que la solicitud no tiene viabilidad ninguna.

Un reconocimiento que ahora puede lograr a través del Pádel.