Fútbol

Sergio Ramos, expulsado en 4 minutos en el PSG, despierta las críticas más duras: “Una pesadilla”

El ex del Real Madrid salió en la segunda mitad del partido contra el Lorient y no pudo acabarlo al ver dos tarjetas amarillas casi seguidas

Sergio Ramos, expulsado por dos amarillas en el Lorient-PSG
Sergio Ramos, expulsado por dos amarillas en el Lorient-PSG FOTO: STEPHANE MAHE REUTERS

Un gol en el tiempo de prolongación del argentino Mauro Icardi evitó la derrota (1-1) de París Saint-Germain en el campo del Lorient, en un encuentro en el que el conjunto parisino acabó con diez jugadores por la expulsión del central español Sergio Ramos.

Ramos que saltó al terreno de juego en el arranque de la segunda mitad no pudo acabar el partido tras ver dos tarjetas amarillas casi consecutivas en los minutos 81 y 85. “En el minuto 81, el español fue amonestado por una entrada tardía, que en ese momento parecía inofensiva. Sin embargo, una segunda tarjeta amarilla cuatro minutos más tarde por obstrucción obligó a Jeremie Pignard a mostrar la roja. Ramos protestó largamente ante el árbitro, pero no logró imponerse y se vio obligado a abandonar el campo”, aseguran la crónicas francesas. Las críticas a Ramos son cada vez más duras: “La primera mitad de la temporada de Sergio Ramos en el PSG ha sido decididamente complicada. Es casi como si quisieras olvidarla. Estoy seguro de que él también lo querrá”, decía Le Parisien, un periódico muy cercano al club. “El partido del PSG fue muy flojo y con la expulsión de Sergio Ramos se convirtió en una pesadilla”, continúa el diario. En las redes sociales son muy duros también: “Aparte de Sergio Ramos, dos tarjetas amarillas, una roja. The Goat”, dicen con ironía.

Una circunstancia que complicó todavía más si cabe el encuentro para los del argentino Mauricio Pochettino, que marchaban desde los 40 minutos por detrás en el marcador tras el gol de Thomas Monconduit para los locals.

Gol que premió el mejor juego del Lorient en una primera mitad en la que el París Saint-Germain sin la presencia de Kylian Mbappé, que no pudo jugar el encuentro con sanción, no logró enviar entre los tres palos ninguno de sus seis remates.

Una circunstancia que cambió por completo en la segunda mitad, especialmente en los minutos finales, en los que el conjunto parisino, obligado por el marcador, asedió sin descanso la portería rival hasta igualar la contienda (1-1) con un gol en el minuto 91 del argentino Mauro Icardi.

Empate que permitirá al París Saint-Germain seguir firmemente instalado en la primera plaza de la Liga francesa con una ventaja de 13 puntos el Olympique de Marsella, segundo clasificado.