Así es la mansión de 150 millones de Abramovich que podría convertirse en centro de refugiados ucranianos

El gobierno británico estudia la propuesta de de albergar a las víctimas de la guerra sin hogar en las lujosas casas de los oligarcas rusos.

La mansión de Abramovich que podría convertirse en casa de acogida de refugiados ucranianos
La mansión de Abramovich que podría convertirse en casa de acogida de refugiados ucranianos FOTO: Twitter larazon

El cerco a Roman Abramovich se estrecha y su situación en los últimos días se ha agravado considerablemente. Este sábado la Premier League emitió un comunicado en el que anunció la destitución del magnate ruso como dueño del Chelsea e incluso algunas de sus propiedades han sido incautadas por el gobierno británico. El gobierno británico además congeló los activos del empresario ruso en el país por una suma que asciende a 15 mil millones de libras esterlinas. Entre las consecuencias por las sanciones, el club no puede vender entradas para partidos, su tienda oficial está cerrada y no puede comprar, vender ni hacer contratos a jugadores.

Ante esta situación, una de sus mansiones podría tener como destino convertirse en refugio para quienes escaparon de Ucrania tras la guerra con Rusia.

El Reino Unido manifestó su intención de brindar refugio a las personas que lo soliciten y también ofrecerá un pago de 350 libras (420 euros) al mes a quienes acojan a familias ucranianas. Pero los planes van más allá. Michael Gove, miembro del parlamento, ha propuesto que las lujosas casas de los rusos más adinerados puedan ser utilizadas con este fin. Según reveló The Sun, la propiedad de Abramovich estaría dentro de las candidatas y se encuentra a la venta a un valor de 150 millones de libras (180 millones de euros).

El dueño del Chelsea puso a la venta su mansión de 15 habitaciones en Kensington Palace Gardens que en su día fue utilizada como embajada rusa.

El ático tríplex de Abramovich en un edificio Chelsea Waterfront de 37 pisos, con un valor de 35 millones de euros ya ha sido incautada, al igual que otra casa adosada de seis plantas en Eaton Square, que adquirió por 33 millones de euros. Michael Gove ha afirmado que se se está que está “explorando la opción” de usar las propiedades de las personas sancionadas para albergar a refugiados ucranianos. Así lo afirmó al programa Sunday Morning de la BBC: “Quiero explorar una opción que nos permita usar las casas y propiedades de las personas sancionadas con fines humanitarios. Hay un listón legal bastante alto que cruzar y no estamos hablando de una confiscación permanente”.

Pero decimos: ‘usted está sancionado, está apoyando a Putin, esta casa está aquí, no tiene derecho a usarla ni sacar provecho de ella, y más que eso, mientras no la esté usando o sacando provecho, si puede usarlo para ayudar a otros, hagámoslo’”. Gran Bretaña y la UE podrían tener que dar la bienvenida a 15 millones de refugiados ucranianos si Vladimir Putin continúa con su sangrienta invasión. Naciones Unidas teme que el número de personas desplazadas por la cada vez más brutal invasión sea tres veces mayor de lo esperado.

¿Cómo es la mansión de Abramovich que podría acoger a los refugiados?

La mansión de Roman Abramovich
La mansión de Roman Abramovich FOTO: Instagram larazon

En 2011, no contento con las docenas de casas que posee por todo el mundo, el oligarca ruso Roman Abramovich, dueño del Chelsea CF y amigo íntimo de Vladimir Putin, llevaba a cabo la compra de esta lujosa vivienda situada la zona de Knightsbridge, dentro de Kensington-Chelsea, el área más lujosa del Oeste de Londres.

El edificio ocupa una superficie de 9.144 m², el equivalente a cinco veces el espacio una casa normal de cinco dormitorios. Su enorme tamaño se debe a que la misma está formada por dos inmuebles contiguos que fueron divididos en 1998 en nueve apartamentos. Abramovich consiguió adquirirlos todos, convirtiendo la mansión en una de las residencias más caras de la capital.

El interior de la vivienda no es nada minimalista ya que su dueño deseaba que que fuera lujoso y de estilo neoclásico victoriano para que coincidiera con el exterior del inmueble”. Los interiores fueron diseñados por el arquitecto neoclásico John Simpson, responsable de la Galería de la Reina del Palacio de Buckingham. La rehabilitación externa del inmueble de Knightsbridge fue proyectada por otro renombrado maestro: Thomas Cubitt.

La vivienda dispone de 15 habitaciones.