Palm Jumeirah: Así es la exclusiva isla artificial en la que se esconde Roman Abramovich

Su paradero sigue siendo un misterio pero el jet privado del dueño del Chelsea ha sido visto en Dubái. La ciudad estado del Medio Oriente está libre de sanciones y el oligarca ya negocia la compra de una mansión

Abramovich ya busca mansión en  Palm Jumeirah
Abramovich ya busca mansión en Palm Jumeirah FOTO: Agencias/Instagram larazon

El destino final del todavía dueño del Chelsea Roman Abramovich sigue siendo una incógnita. Justo cuando acaba de salir a la luz que Estados Unidos ha congelado todas la sanciones al oligarca su ruso por su papel crucial en las negociaciones de paz entre Rusia y Ucrania, llegan nuevas pistas sobre su futuro. Y el destino no será Turquía, como se ha venido especulando en los últimos días, sino Dubai.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky pidió al presidente estadounidense Joe Biden que dejara al multimillonario ruso-israelí Roman Abramovich de la lista de sanciones de Washington con la esperanza de que el oligarca pudiera ayudar a mediar entre Kiev y Moscú, según el informe que ha salido a la luz.

La solicitud se hizo durante una llamada entre los dos líderes, según adelanta The Wall Street Journal, citando a personas conocedoras del asunto. La Casa Blanca estaba lista para anunciar sanciones contra Abramovich similares a las introducidas por el Reino Unido pero se frenaron en seco.

Acosado por Europa

Mientras tanto, el Reino Unidos no cede ni un ápice y mantiene su asfixia al oligarca ruso. La Premier League anunció hace unas semanas la destitución del magnate ruso como dueño del Chelsea e incluso algunas de sus propiedades fueron incautadas por el gobierno británico, que además congeló los activos del empresario ruso en el país por una suma que asciende a 15 mil millones de libras esterlinas (18.000 millones de euros).

Entre los bienes incautados al magnate están un ático tríplex de Abramovich en un edificio Chelsea Waterfront de 37 pisos, con un valor de 35 millones de euros, al igual que otra casa adosada de seis plantas en Eaton Square, que adquirió por 33 millones de euros. Unas propiedades que el Gobierno británico explora convertir en centro de refugiados ucranianos.

Lo único que el magante, asfixiado por la dura política británica, ha logrado poner al salvo son su dos megayates. Como parte de la lista de personas en las nuevas sanciones de la Unión Europea, el magnate “escondió” sus barcos muy lejos para que no se los incauten. Concretamente en Turquía que, a día de hoy, se niega aplicar las sanciones.

Este es el motivo por el que se especuló con que el todavía dueño del Chelsea se instalaría en Turquía e incluso los medios turcos apuntaron a que ya estaba en marcha su nuevo proyecto futbolístico: una oferta por el Goztepe FC, que, como el Chelsea en 2003, no ha ganado un título de liga desde la década de 1950. El club de la ciudad de Esmirna. Fue fundado en 1925 y juega en la Superliga de Turquía.

Una isla libre de sanciones

Sin embargo ahora, desde Emiratos Árabes, según adelanta La República, confirman que el jet privado del dueño del Chelsea ha sido visto en Dubái. La ciudad estado del Medio Oriente está libre de sanciones y el oligarca ya negocia la compra de una mansión.

En los barrios más elegantes de Dubái, los agentes inmobiliarios confirman que las consultas de los rusos en busca de villas y apartamentos se están disparando. Entre ellos: Roman Abramovich, el magnate todavía propietario del Chelsea Football Club.

Si bien el paradero actual del multimillonario ruso no se conoce públicamente, en las últimas semanas ha estado buscando casa en Palm Jumeirah de Dubai, una isla artificial con forma de palmera salpicada de residencias de lujo, según confirman fuentes cercanas a la operación.

El interés del magnate en el emirato es la última señal de cómo cada vez más rusos acuden a la ciudad-estado a medida que otras jurisdicciones favorecidas sancionan y evitan cada vez más a algunos de sus compatriotas. Los abogados de los empresarios rusos dicen que algunos están intentando trasladar activos a los Emiratos Árabes Unidos, de los que forma parte Dubái. Los sitios especializados en aviación han identificado aviones pertenecientes a magnates rusos, incluido el de Abramovich, que llegan a la ciudad, aunque no se sabe si el magnate estaba realmente a bordo. El Reino Unido y la Unión Europea han impuesto sanciones a Abramovich, pero los Emiratos no imponen ninguna.

Mientras se incautan superyates, propiedades y aviones que se cree que tienen vínculos con el Kremlin en toda Europa, siguen aterrizando vuelos directos desde Moscú a Dubái, donde no se aplican sanciones y la exclusiva isla artificial de Palm Jumeirah ha sido el destino elegido por Abramovich.

¿Qué es Palm Jumeirah?

Palm Jumeirah
Palm Jumeirah FOTO: Instagram larazon

Es una isla artificial con forma de palmera y uno de los proyectos más ambiciosos en Dubái. La palma está constituida en tres partes diferenciadas, un tronco, una corona con 17 frondas y un rompeolas en forma de isla circundante. Impresiona esta obra de ingeniería básica en el mar con esa cantidad de edificaciones, villas ,hoteles, carreteras y playas. La empresa que ha trabajado en este proyecto es Nakheel, una de las constructoras más importantes de todo el Oriente Medio.

Para crear ‘Palm Jumeirah’, tuvieron que dragar 120 millones de metros cúbicos de arena del fondo del mar para conformar las islas. Posteriormente, extrajeron siete millones de toneladas de roca de las montañas del norte de EAU para conformar el rompeolas que protege el lugar. La isla artificial tiene hoy una extensión de 560 hectáreas y alberga a unas 80 mil personas.

Adquirir una vivienda en esta impactante isla no está al alcance de todos los bolsillo. Como ejemplo del tipo de mansión cuya compra ya negocia el oligarca ruso podría parecerse a “El Gran Dubai Villa”, que cuesta 54 millones de dólares y está ubicada en Palm Jumeirah. Con forma de árbol de palmera datilera y dividida en tres partes: un tronco, en el que se suceden hoteles de lujo y resorts para el ocio, una corona con 17 ramas en las que priman las villas y mansiones con playas privadas y una isla circundante creciente que forma un rompeolas con túneles submarinos. Es como vivir en un parque de atracciones.

Villa Gran Dubai
Villa Gran Dubai FOTO: Instagram La Razón

Esta mansión tiene 11 dormitorios y 16 cuartos de baño, piscina cubierta y piscina exterior, ambas con jacuzzis. Fue construida en 2007 en forma de U, abierta como las casas de estilo ranchero, tiene las paredes acristaladas para poder disfrutar de las vistas de las aguas turquesas del Golfo Pérsico y posee permiso para un amarre de barco en su parte de playa privada una parcela de 5,5 kilómetros cuadrados (1377 acres).

Además, cuenta con sala de cine para 16 personas, teatro y hasta un club nocturno para 200 personas.

Sin duda un escondite paradisíaco para mantener su fortuna lejos de la garras europeas.