Rubén Rondón, otra vez campeón del mundo de kickboxing

Derrotó al nepalí Saroj Mahajan para ganar segundo mundial en la categoría neo pro

Rubén Ramos y su mánager y entrenador,  Antonio Ricobaldi
Rubén Ramos y su mánager y entrenador, Antonio Ricobaldi FOTO: Unlimited Global Challengers

Rubén Rondón tiene sólo 20 años y una carrera a la que no se le ven los límites. El luchador vallisoletano se proclamó campeón internacional de kickboxing con reglas K1 en el Open Internacional disputado en Lérida el pasado 28 de mayo. Era su última pelea en el terreno neo profesional. Rubén ya está preparado para retos mayores y le han llegado ofertas para competir fuera de España.

Su rival, el nepalí Saroj Mahajan llegaba como imbatido, pero no consiguió acabar la pelea. Se retiró antes de conocer la dureza de los golpes del campeón vallisoletano, que tiene un récord de 57-5 con 28 victorias antes del límite.

Rubén Rondón y César  Alonso entrenamiento en UGC

A su lado, como siempre, estaba su mánager y entrenador, Antonio Ricobaldi, el hombre que lo acogió en su gimnasio y que está convirtiéndolo en un verdadero campeón. Rubén tiene una oferta de Karate Combat, la empresa estadounidense dirigida por el ex campeón mundial de UFC en pesos pesados Bas Rutten.

Rondón es campeón de España de la AEMMA (Asociación española de artes marciales mixtas) y Antonio Ricobaldi, que además es promotor y Ceo de Unlimited Global Challengers, ha acordado ya la disputa del cinturón nacional WKN (World Kickboxing Network). Después, para Rondón se presenta la posibilidad de firmar un contrato para competir en Las Vegas en uno de los eventos Hombres de Honor, en la edición HDH 120. Rondón participó con la selección española AEMMA en los mundiales de GAMMA celebrados el pasado mes de marzo en Amsterdam.

La Global Boxing Federation que preside Emilio Beltrán ha ofrecido ya a Roldán a través de su representante la posibilidad de disputar un combate en Abu Dabi a finales de enero. México es otra de las posibilidades que se le han planteado a Rondón para competir fuera de España.

Pero las artes marciales no son la única dedicación de Rubén, que triunfa como modelo y se prepara para ser actor. Ahora se le puede ver en un anuncio de Telepizza y en otro de Renfe.

Rondón se convirtió en el pasado mes de febrero en el primer luchador español que cobra su premio en criptomonedas. Fue en el evento Hombres de Honor 11, disputado en la localidad de Fontanar (Guadalajara).

La vida de Rubén Rondón no ha sido fácil para llegar hasta aquí. Fue abandonado por su padre y ahora sus dos grandes objetivos son llegar a la UFC y ganar dinero suficiente para que su madre pueda dejar de trabajar.