Sanyo y Tapia dan la sorpresa en Austria y se llevan el WPT Vienna Padel Open en un partido de alto voltaje

Pala ASICS Hybrid Pro 2019
Pala ASICS Hybrid Pro 2019 FOTO: Padel Spain
Tabla con 2 filas y 4 columnas
Gutiérrez/Tapia607
Lebrón/Galán166

Segunda final del día que enfrentaba a los número uno, Juan Lebrón y Alejandro Galán contra la pareja que más en forma está del circuito, Sanyo Gutiérrez y Agustín Tapia.

El partido empezó con Tapia y Sanyo muy enchufados. Empezaron sirviendo y en el siguiente juego rompieron el servicio de Lebrón y Galán.

Estaban siendo muy superiores a sus rivales, con un ritmo muy alto que cogió por sorpresa a los número. Sanyo y Tapia seguían a lo suyo y volvieron a romper el servicio de sus rivales para poner el 4-0 a su favor y servir para ampliar la ventaja a 5-0 en el marcador. Los primeros cinco juegos nos avisaron de que iba a ser un partido de alto voltaje con Agustín Tapia desplegando un amplio repertorio de golpes, incluida una salida de pista metiendo la bola por la puerta. El servicio de Alejandro Galán pareció que recuperaban sensaciones dejándolo a 0, pero en el siguiente juego sirvió Tapia para llevarse en 26 minutos el primer set 6-1 para sorpresa de todos.

El segundo set comenzó como se esperaba, con Lebrón y Galán apretando cada bola para lograr un break en los primeros compases de la segunda manga. Exprimieron al máximo su volea, manteniendo la red porque sabían que por ahí pasaba el estar o no en el partido.

En el servicio de Sanyo y Tapia les forzaron en el punto de oro y se les escapó para poner el mismo guion que el mismo set, 4-0 a favor de Lebrón y Galán que con todo tipos de remates obtuvieron el 5-0 en el marcador. Volvieron a romper en el siguiente saque y se quitaron la presión del primer set con un 6-0 a su favor, reaccionando espectacularmente en un tiempo récord, llevábamos menos de 40 minutos de partido.

El tercer y último set empezó con Lebrón y Galán más metidos en el partido y confiados en ellos mismos. Parecía que les había dejado tocados el segundo set a Sanyo y Tapia con puntos muy rápidos y sin tiempo de reaccionar pero hicieron su servicio con firmeza para quitarse presión.

Los siguientes juegos fueron de un nivel altísimo de pádel por parte de ambas parejas. No había margen de error para ninguno. Lebrón y Galán estaban letales en el remate y para Sanyo y Tapia seguir vivos pasaba por tirar bolas bajas para evitar eso. Con el 4-3, servían para empatar el partido, pero les remontaron Juan y Ale para sacar con 5-3. Les devolvieron el break con un Sanyo muy efectivo que nunca se rindió a pesar de ir abajo en el marcador e igualaron a 5 el partido. Siguieron ambas parejas dando un recital de buen padel y llegando al tie break que es lo merecía este partido.

El tie break que nos dejaron estos cuatro es para ponérselo una y otra vez para disfrutar.

Gran nivel de Sanyo y Tapia que empezaron la final sorprendiendo a todos, pasaron por un bache en el segundo set. Sufrieron y remontaron en el tercero para llevarse un tie break de locos y ganar el WPT Vienna Padel Open.