Internacional

Los movimientos secretos de Abramovich que ha descubierto un agente del FBI

El ex dueño del Chelsea puso a salvo gran parte de su fortuna antes de que se activaran las sanciones mediante un entramado empresarial que opera desde Chipre

La flota aérea y marítima que Abramovich mantiene a salvo
La flota aérea y marítima que Abramovich mantiene a salvo FOTO: Agencias/Instagram larazon

El oligarca ruso Roman Abramovich transfirió en secreto activos por valor de cientos de millones de dólares, incluidos los superyates y uno de los aviones privados más grandes del mundo, a sus hijos solo unos días antes de que se activaran las sanciones internacionales, según descubrió un analista del FBI.

La jueza Sarah Cave, del Distrito Sur de Nueva York, dio luz verde a una solicitud del Buró Federal de Investigaciones (FBI) para confiscar un avión Boeing 787 y un Gulfstream controlados por Abramovich, según un documento judicial.

Las autoridades argumentan que el multimillonario, cercano al presidente ruso Vladímir Putin, sacó los aviones de EE.UU. y los envió a Rusia en marzo, tras el inicio de la guerra de Ucrania. Como se trata de aviones fabricados en EE.UU., los fiscales consideran que Abramovich “reexportó” las naves, sujetas a las restricciones comerciales de Washington contra Moscú, sin obtener una licencia para ello.

Sin embargo, los documentos judiciales presentados la semana pasada por el Gobierno de Estados Unidos para apoderarse de los costosos aviones privados del multimillonario sacaron a la luz las intrincadas maquinaciones que ha utilizado para proteger su vasta riqueza, según el Sunday Times de Londres.

En una declaración jurada presentada ante el Distrito Sur de Nueva York, el agente especial del FBI Alan Fowler escribió que Abramovich, antiguo aliado de Vladimir Putin, usó una serie de compañías ficticias para comprar los dos aviones: un Gulfstream G650ERa hecho a la medida con un valor aproximado de 60 millones de dólares y un Boeing 787-8 Dreamliner personalizado valorado en 350 millones de dólares, uno de los jets privados más caros del mundo.

OPERACIONES DESDE CHIPRE

En febrero de 2022, solo unos días antes de que la invasión de Ucrania por parte de Putin el 24 de febrero desencadenara sanciones punitivas contra los oligarcas cercanos al presidente ruso, Abramovich convirtió a algunos o a todos sus siete hijos en beneficiarios del Europa Settlement Trust, con sede en Chipre, alega el documento.

Europa Trust controla las empresas ficticias que, en el papel, poseen los aviones de Abramovich, varios yates, un helicóptero y otros activos, según la investigación de Fowler.

Abramovich, que hizo su fortuna a través de las empresas energéticas rusas en los primeros años del “capitalismo de la KGB” de Putin y se hizo famoso como propietario del Chelsea FC, tiene cuatro hijas y tres hijos de entre 8 y 30 años. Todos ellos tienen doble ciudadanía en Rusia y Gran Bretaña o los Estados Unidos.

ASÍ SON LOS AVIONES TRANSFERIDOS A EUROPA TRUST

Los superaviones confiscados por Estados Unidos a Roman Abramovich
Los superaviones confiscados por Estados Unidos a Roman Abramovich FOTO: Instagram La Razon

BOEING 787-8 DREAMLINER (número de cola P4-BDL). Registrado en: Aruba.

El avión es el jet privado más caro del mundo con un costo base de 223 millones de euros a los que se añadieron otros 90 para adaptarlo al gusto del multimillonario Según los datos de Flight Radar, el avión voló desde Basilea en Suiza, donde se estaba preparando, a la capital rusa, Moscú, el 18 de diciembre y la última ubicación que se hizo pública fue Dubái, Emiratos Árabes Unidos el 4 de marzo.

El 767 cuenta con diferentes cocinas, salas de descanso para la tripulación, 3 baños, 3 habitaciones para invitados, biblioteca, un gran salón central con 3 estancias diferenciadas y una habitación completa con ducha incluida. Con todas las modificaciones y según The Sun, el precio de la aeronave podría haber ascendido a más de 250 millones de euros una vez terminada.

Entre esas modificaciones, se encuentra un sistema antimisiles -el mismo que equipa el Air Force One- y todo un equipo de telecomunicaciones cifradas para que el intercambio de mensajes con el exterior sea seguro. Asimismo, en Global Jet informan que el avión cuenta con conexión satelital de banda Ka para establecer una red WiFi.

El modelo de Abramovich emplea motores Pratt & Whitney capaces de alcanzar una velocidad de crucero de 850 kilómetros por hora y con una autonomía que prácticamente le permite conectar dos puntos del planeta sin importar la distancia.

El 787-8 tiene 187 pies de largo y los modelos comerciales pueden transportar 223 pasajeros.

Gulfstream, un jet de negocios

El Gulfstream G650ER, la ‘ER’ significa «Extended Range (Rango Extendido), es el nuevo jet de negocios de Gulfstream Aerospace y el avión que más lejos y más rápido llega a cualquier lugar. Se trata de una aeronave con capacidad para ocho pasajeros a bordo y con una sala de estar privada, con sofá y hueco para una persona, con armario, y mesa de comedor para todos los pasajeros.

Su precio ronda los 60 millones de euros, y llenar el depósito cuesta la friolera de 12 mil euros.