Sección patrocinada por

En forma

¿Qué es el Metcon?: La rutina definitiva que cambiará tu metabolismo

Si lo que quieres es gastar lo máximo en el menor tiempo posible este es el entrenamiento que necesitas

Metcon
Metcon Instagram larazon

El verano está a la vuelta de la esquina y son muchos los que se han lanzado a una especie de carrera contrarreloj para poner su cuerpo a punto para lucir palmito en la playa. Se trata de gastar el máximo en el menor tiempo posible y para lograr ese objetivo el Metcon es el entrenamiento definitivo. ¿Pero de qué se trata?

La palabra Metcon procede de la combinación de los términos en inglés Metabolic Conditioning o lo que es lo mismo en español… acondicionamiento metabólico.

El objetivo de este tipo de entreno es gastar la máxima energía posible por tiempo aumentando así la eficiencia del metabolismo. De esta forma, en el Metcon se dejan en segundo plano el desarrollo de capacidades como la fuerza, la flexibilidad o la resistencia, por ejemplo, para centrar la actividad física en el gasto de energía.

Más quema de calorías incluso después del entrenamiento

Se trata de un entrenamiento metabólico, es decir un tipo de entrenamiento que hace que la tasa metabólica aumente momentáneamente, lo cual supone un mayor consumo de calorías durante el ejercicio y también posteriormente, durante lo recuperación.

Así, determinados ejercicios bien planificados pueden ayudar a aumentar el gasto calórico incluso horas después de salir del gimnasio. Esto también se conoce como efecto postejercicio y puede durar hasta 72 horas, que es lo que se busca con el entrenamiento metabólico. ¿Por qué ocurre esto?

Porque durante la sesión se produce un exceso de consumo de oxígeno (EPOC) y el metabolismo se acelera. Al acabar, el cuerpo necesita recuperarse y aumenta la absorción de oxígeno. Uno de los efectos más significativos del EPOC es el aumento del uso de triglicéridos. ¿Qué quiere decir esto? Que el cuerpo utiliza grasa en vez de carbohidratos como sustrato principal después del ejercicio.

En definitiva, entrenar con disciplina y con frecuencia bajo esta modalidad hará que el metabolismo se acelere y quemes calorías a un ritmo más rápido.

Entre los protocolos de entrenamiento Metcon los más habituales son los siguientes:

  • Tabata: es un tipo de entreno interválico de alta intensidad. Consiste en realizar 8 series de ejercicios de 20 segundos cada uno realizando la mayor cantidad de repeticiones posibles y con un descanso de 10 segundos entre cada una de ellas. El entrenamiento suma en total 4 minutos y su práctica mejora la composición corporal al mismo tiempo que desarrollo la fuerza y la flexibilidad.
  • Gillens: otro entrenamiento interválico de alta intensidad ideal para la pérdida de peso y de grasa corporal. Consiste en llevar a cabo 10 series de un minuto al 90% de la frecuencia cardíaca (medida con un pulsómetro) descansando un minuto entre cada una de las series. En total este método suma 19 minutos de entrenamiento.
  • Wingate: este entrenamiento de resistencia se realiza en 4, 5 o 6 series de 30 segundos realizadas con una intensidad máxima. Los descansos aquí son más largos ya que duran 4 minutos entre cada serie.
  • EMOM: por sus siglas en inglés “Every Minute on the Minute”. Esta rutina consiste en elegir un circuito y un tiempo total para realizarlo. En este tiempo estimado realizaremos el mayor número de repeticiones posible.
  • AMRAP: en este entrenamiento el objetivo es realizar el mayor número de rondas posibles de ciertas combinaciones de ejercicios en un tiempo determinado.