¿No tan héroe? La historia detrás de la agresión a Hippio, el campeón “tuerto” francés

La imagen de su ojo imagen dio la vuelta la mundo al imponerse en los 400 vallas tras recibir una brutal paliza. Ahora, una denuncia saca la luz la historia que se esconde tras su gesta.

Wilfried Happio
Wilfried Happio FOTO: Twitter La Razon

Su imagen recorrió el mundo. El atleta Wilfried Happio demostró que no hay nada que no se pueda lograr. El pasado 25 de junio, veinte minutos antes de imponerse en la final de 400 metros vallas con la quinta mejor marca de la historia de su país y de lograr la mínima para el Mundial de Eugene 2022, sufrió una brutal paliza mientras se preparaba para la prueba.

El francés realizaba ejercicios de calentamiento a unos 500 metros del estadio de Caen, donde se celebraba la competición. En ese momento, una persona se le acercó y le preguntó si él era Happio. Cuando el atleta le respondió que sí, este comenzó a patearle y golpearle. El atleta aguantó los golpes hasta que su entrenador Olivier Valleys vio lo que estaba ocurriendo e intervino para detener la paliza. Solo faltaban 20 minutos para que comenzase la final de 400 vallas. Con los dolores causados por los golpes y problemas en el ojo izquierdo, Happio se dispuso a competir, no sin antes improvisar un parche para el ojo que sujetó con una cinta para el pelo.

El agresor fue detenido luego del hecho y Happio debió ser trasladado al hospital tras la prueba para ser examinado en detalle. Los médicos aconsejaron 10 días de ingreso para poder controlar la evolución de sus heridas en el ojo.

Un agresión sexual

Sin embargo ahora la historia de su heroicidad ha dado un giro inesperado, según adelanta Le Parisien. El jueves, la hermana del joven agresor acudió a la comisaría del distrito 12 de París para presentar una denuncia contra Wilfried Happio por actos de agresión sexual. “Gestos inapropiados” que datan de hace 9 meses. La joven, especialista en triple salto, es residente del Insep.

Los hechos que denuncia se remontan a octubre de 2021. Tras una cita con uno de sus patrocinadores, varios deportistas -entre ellos Wilfried Happio y la joven- acudieron al centro de balneoterapia del Insep. Según la atleta, el corredor de 400 metros con vallas la acosó. En la denuncia menciona “gestos inapropiados” en los pasillos del establecimiento. Poco después de este hecho, la joven le había confesado los hechos a su hermano, también deportista.

Al ver a Wilfried Happio en el terreno de calentamiento, el joven con acreditación para poder sortear los controles de seguridad se lanzó contra el deportista y lo golpeó violentamente en la cara en venganza por la agresión sufrida por su hermana. Durante la rueda de prensa, Happio intentó eludir el tema: “Está bien, está bien, no quiero insistir en eso. Eso se lo dejaremos a las personas competentes”.

El domingo por la noche, su agresor había ido a declarar a la comisaría de Caen, al igual que su hermana menor, que finalmente presentó una denuncia.

La Federación Francesa de Atletismo ha rehusado hacer comentarios al no estar oficialmente informada de esta denuncia y su contenido. Sin embargo, la FFA dice que tiene plena confianza en los investigadores a cargo de este archivo y permanecerá atenta al progreso de la investigación.