Real Madrid

La sorprendente respuesta y tono de Isco al hablar del Real Madrid y la Supercopa de Europa

El centrocampista andaluz fue presentado por el Sevilla y le preguntaron por el partido de su ex equipo. No estaba muy entusiasmado

Isco fue presentado por el Sevilla y habló del Real Madrid
Isco fue presentado por el Sevilla y habló del Real Madrid FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El Real Madrid repitió el guión de los últimos meses de la temporada pasada para seguir con la línea victoriosa en su arranque del curso 2022-23, gracias a un triunfo sin discusión frente al Eintracht de Frankfurt (2-0) que se ha traducido en la quinta Supercopa de Europa en la historia de los merengues, cada vez más acostumbrados a seguir añadiendo conquistas a sus vitrinas.

La vida sigue igual para los pupilos de Carlo Ancelotti. Más apurados al comienzo este miércoles, echaron mano de Thibaut Courtois y -ya más cómodos y acurados con el paso de los minutos- encontraron la puntería de Benzema, antes incluso la de Alaba con un remate a placer. La noche se pintó muy pronto de blanco y lo hizo con la misma fórmula que sirvió para extender su dominio en Europa el pasado mes de mayo.

Una victoria que alegró a los madridistas y enfureció a los antimadridistas. La duda es dónde se sitúa Isco, que fue presentado como jugador del Sevilla y antes de la final, habló del partido con una frialdad, como poco, sorprendente. Le preguntaron si iba a ver el encuentro y contestó que que estaba trabajando, que en todo caso, si tenía tiempo, lo vería y aseguró que “habiendo un equipo español”, pues iba con el Madrid, donde tenía amigos. Como marcando bien las distancias de su ex equipo.

El andaluz se di un baño de sevillismo en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, donde unos quince mil aficionados se concentraron para recibirlo como nuevo jugador del conjunto hispalense, con el que se ha comprometido por dos temporadas tras cumplir el pasado junio su contrato con el Real Madrid.

El malagueño, que antes de pisar el césped había comparecido antes los medios de comunicación en la sala de prensa del estadio, saltó al terreno de juego ante la gran ovación de los seguidores, que llenaron la tribuna de Preferencia y una buena parte de la de Gol Norte.

El exmadridista, de 30 años, lucía la camiseta blanca del equipo con el dorsal 22, que es la que va a llevar esta campaña, y estuvo acompañado de su mujer e hijos en la zona de los banquillos del estadio, en el que los hinchas cantaron a capela el himno del Centenario y presenciaron en los vídeomarcadores algunas jugadas del futbolista en sus etapas en la selección, el Málaga o el Real Madrid.

En el acto, también por los vídeomarcadores, se mostraron unos mensajes de bienvenida, como el de su nuevo entrenador, Julen Lopetegui, además de jugadores amigos y con pasado sevillista como Sergio Reguilón, Pablo Sarabia, Sergio Ramos, el italiano Enzo Maresca o el argentino Éver Banega.

La presentación, en la que se vio a un Isco impresionado por el recibimiento, concluyó con el lanzamiento de balones del futbolista a diferentes sectores de la gradas entre el júbilo de los seguidores.

Llega feliz a Sevilla, más feliz de lo que ha sido en el Madrid, por lo que se ven por sus declaraciones bastante desapegadas.