Bienestar

El ejercicio que si lo haces al revés quema más grasa, mejora tu salud y potencia la memoria

Diferentes investigaciones científicas han demostrado sus beneficios para las articulaciones, la musculatura y el corazón

El "retrorunnig" cada día gana más adeptos
El "retrorunnig" cada día gana más adeptos FOTO: Archivo La razon

Una simple caminata puede suponer muchísimos beneficios para la salud, tanto física como mental y convertirse en un gran aliado para perder peso. De hecho, una investigación realizada por el departamento de Salud de la Universidad de Harvard, caminar a buen ritmo después de cenar incrementa la quema de grasa. A los beneficios generales de caminar se le añaden, tras la comida, los de hacer que la digestión sea menos pesada y los de disminuir los niveles de glucosa en sangre. La hora importa, y mucho. Porque si caminas justo después de cenar, ni antes ni un rato más tarde, quemarás el doble de calorías y, por tanto, adelgazarás el doble. Es el mismo esfuerzo, pero se duplica el resultado, concluye la investigación.

Sin embargo, tal vez desconozcas que aún puedes aumentar los beneficios de caminar y realizar este ejercicio al revés. Normalmente, por pura lógica, se suele optar por caminar hacia delante. Sin embargo, según ha explicado recientemente en The Conversation Jack McNamara, profesor de fisiología clínica del ejercicio en la Universidad de East London, las ventajas de cambiar el sentido de la marcha pueden ser enormes.

¿Está loco? podríamos pensa de inmediato si se cruzan a una persona que está corriendo o andando de espaldas.

Sin embargo, para los adeptos esta rutina, la decisión de correr “en la dirección equivocada” tiene sentido: es una forma de evitar lesiones, quemar más calorías y, sobre todo, hacer un ejercicio que lo desconecte del trajín diario.

Es cierto que caminar hacia atrás es bastante más exigente pero, precisamente por eso aporta mayores beneficios que van desde mejorar el equilibrio a la perdida de peso, ya que se gasta más enrgía lo que se trduce en que la quema de grasa corporal puede incluso duplicarse.

Beneficios de andar hacia atrás

Ayuda a controlar el peso. Caminar hacia atrás quema más calorías. Moverse en sentido contrario hace que tu corazón bombee más rápido que moviéndote hacia adelante, lo que significa que obtienes tu dosis de cardio, activas el metabolismo y quemas más calorías en un período de tiempo más corto.

Es bueno para el corazón. Hay otras investigaciones que avalan los beneficios de la marcha hacia atrás. Por ejemplo, un estudio publicado en la International Journal of Sports Medicine recabó información de mujeres jóvenes que andaban hacia atrás. Sus conclusiones fueron que este tipo de ejercicio mejora el sistema cardiorrespiratorio.

Fortalece la musculatura de las piernas. Otra investigación publicada en la Journal of Biomechanics, por su parte, demostró que correr hacia atrás provocaba que los músculos de las piernas se fortalecieran más que en la marcha hacia delante. Todo esto apoya que este tipo de entrenamiento puede ser beneficioso para cualquier persona que lo practique.

Potencia la memoria. Una investigación publicada en la revista especializada Cognition también destacó que andar hacia atrás podía ayudar a mejorar la memoria. Además, dado que va en contra de nuestra lógica, caminar en sentido contrario perfecciona tus habilidades de razonamiento. Tienes que prestar atención, lo que flexiona tus músculos mentales, aumenta la conciencia del cuerpo y mejora tu visión.

Si quieres potenciar aún más los resultados puede apuntarte al retro running que ya se ha hecho un hueco entre los runners de toda la vida porque permite ejercitar las zonas del cuerpo de una manera sustancialmente diferente. Es un deporte que, sobre todo, trabaja la parte trasera de la pierna y esto incluye los gemelos, cuádriceps y, por supuesto, glúteos. Además, ya que se corre hacia atrás, el cuerpo va ligeramente inclinado, una posición que sirve para fortalecer todavía más el área lumbar, así como los abdominales. ¿Te atreves?