MENÚ
martes 18 septiembre 2018
14:57
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

92-75. Un paso al frente del Real Madrid

La baja de Doncic motivó al Madrid para lograr un triunfo vital ante el Panathinaikos y así seguir aspirando a la cuarta plaza

  • Pablo Laso aplaude una de las acciones de Causeur ante el Panathinaikos
    Pablo Laso aplaude una de las acciones de Causeur ante el Panathinaikos / EFE

Tiempo de lectura 2 min.

09 de marzo de 2018. 00:07h

Comentada
Mariano Ruiz Díez 8/3/2018

Con Llull y Luka Doncic en pantalones vaqueros el Real Madrid logró una victoria decisiva ante el Panathinaikos para seguir aspirando a la cuarta plaza y así poder alcanzar los cuartos de final con el factor cancha a favor. La baja del esloveno, que se prolongará un par de semanas, obligaba a sus compañeros exteriores a dar un paso al frente y Campazzo, Taylor y Causeur lo hicieron por distintas vías. Su aportación y la presencia interior de Tavares bastaron para sumar la decimoquinta victoria.

Al Panathinaikos le sostienen tres pilares: su presencia física; Calathes, que es su hombre para todo y el talentazo de Mike James. Para rebajar la superioridad atlética, el Madrid apeló a Tavares y la defensa. Cuando el gigante caboverdiano mandó por dentro, la retaguardia blanca se fortificó y el Panathinaikos quedó expuesto a las rachas de James. Sucedió en los dos últimos cuartos. Campazzo y Taylor marcaron el ritmo defensivo. El base hizo la vida imposible a Calathes, que terminó desquiciado. Taylor fue su mejor ayuda atrás. Caso aparte fue el partido de Causeur.

El alero francés vivió su mejor noche como madridista. Anotó 26 puntos, con sólo cuatro fallos en el tiro, en otros tantos minutos y adornó su estadística con 4 rebotes y otras tantas asistencias. Necesitaba un partido así después del triple fallado a tres segundos del final ante el Barça en la Copa. Causeur mostró sus mejores armas. Sus bandejas no encontraron freno en la defensa griega y también acertó en los triples. No sumó en el primer cuarto, pero su aportación en los tres siguientes fue sobresaliente. El principal problema para el Madrid ante el Panathinaikos fue el rebote ofensivo. Permitió que le atraparan 16, aunque sólo cinco llegaron después del descanso. Frenada esa sangría todo resultó más sencillo.

Restan cinco jornadas para el final de la primera fase y el objetivo real del Madrid es alcanzar la cuarta plaza. Está igualado a 15 victorias con el Zalgiris y saca una a Panathinaikos y Khimki. Su calendario es el más sencillo entre los aspirantes. Visita a tres equipos ya desahuciados (Milán, Valencia y Estrella Roja) y recibe al Zalgiris de Jasikevicius y al Bamberg alemán. Nada que ver con el calendario de los lituanos que, además de visitar al Madrid, se medirán a CSKA, Olympiacos y Fenerbahçe.

Mientras, el Baskonia prosigue su pelea por la octava plaza. Su victoria en Valencia le mantiene todavía vivo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs