MENÚ
martes 17 septiembre 2019
00:35
Actualizado

Alaphilippe puede con todos en la Milán-San Remo

Valverde, séptimo en una carrera que corona al francés, su heredero natural en el pelotón

  • Julian Alaphilippe, en el podio como ganador de la Milán-San Remo
    Julian Alaphilippe, en el podio como ganador de la Milán-San Remo /

    DARIO BELINGHERI / EFE

Tiempo de lectura 2 min.

23 de marzo de 2019. 19:26h

Comentada
Domingo García.  23/3/2019

La Milán-San Remo era uno de los nuevos retos que Alejandro Valverde se había marcado para esta temporada. Aguantó con los mejores el murciano, pero sólo pudo ser séptimo en una carrera que se decidió al esprint. Era un grupo demasiado grande y una llegada demasiado plana para el Alejandro de ahora, el que está a un mes de cumplir los 39 años. Logró su mejor clasificación en la carrera italiana, en la que hasta ahora su mejor registro era un decimoquinto puesto. El triunfo fue para Julian Alaphilippe, el hombre destinado a ser su heredero en el pelotón. El francés está haciendo un comienzo de temporada extraordinario. Ha ganado ya la Strade Bianche y dos etapas en la Tirreno-Adriático, además de otras dos en la Vuelta a San Juan y una más en Colombia.

El año pasado ya ganó la Flecha Valona y la Clásica de San Sebastián y va camino de completar un palmarés impresionante. Se impuso en el esprint a ciclistas como Peter Sagan, que fue cuarto, o Kwiatkowski, tercero. La segunda plaza fue para Oliver Naesen, el que más se resistió, aunque fue Trentin el primero en saltar del grupo de elegidos. El italiano, campeón de Europa, fue décimo. Nibali, que defendía su triunfo del año pasado, terminó octavo.

"Necesitaré un poco de tiempo para asimilar lo que hice hoy. La carrera ha sido muy dura y siempre he mantenido la concentración", afirmó Alaphilippe, ya como ganador de la carrera. "Perseguí a Mohoric a 600 metros de la línea de meta y no cometí errores en el esprint. Es una victoria increíble", aseguró.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs