MENÚ
lunes 11 noviembre 2019
02:20
Actualizado

LaLiga pide que el Clásico del 26 de octubre se juegue en Madrid "por causa de fuerza mayor"

  • Globos amarillos en protesta por los prisioneros independentistas en un partido del FC Barcelona/ Reuters
    Globos amarillos en protesta por los prisioneros independentistas en un partido del FC Barcelona/ Reuters

Tiempo de lectura 2 min.

16 de octubre de 2019. 13:50h

Comentada
Lucía Puig 16/10/2019

El sábado 26 de octubre se celebra el primer clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid en el Camp Nou tras la sentencia el pasado lunes del procés. La cita es las 13.00 horas y existe el temor fundado de que el estadio sea un escenario lleno de banderas con esteladas y proclamas a favor de la independencia de Cataluña. Por eso LaLiga ha pedido que el clásico se juegue en Madrid "por causa de fuerza mayor" y ahora Competición tiene que decidir en los próximos días. La alta seguridad que se emplea en este tipo de partidos se verá reforzada dadas las circunstancias para evitar cualquier tipo de incidencia que desvíe la atención del fútbol. Ese día el soberanismo catalán ha convocado una manifestación contra la sentencia que condena a varios políticos catalanes. Más de cien entidades y sindicatos son los convocantes de la manifestación "transversal".

Ahora, Competición ha trasladado la situación a los clubes, que tienen hasta el lunes para presentar alegaciones. Una vez hecho esto, el Comité decidirá qué sucede con el clásico.

Tras conocerse la sentencia del juicio del procés el FC Barcelona emitió un comunicado en el que dejaba clara su posición contraria. El club aseguraba que no defendía la prisión y que la resolución del problema vendría con "el diálogo político". Gerard Piqué apoyó el comunicado de su club publicando un tuit en el que se leía "orgulloso " y a Piqué le siguieron otros compañeros como Xavi Hernández que aseguró que era una vergüenza la condena.

Últimas noticias