MENÚ
jueves 22 agosto 2019
15:08
Actualizado

Anabel Medina: «Yo sufría más en la pista que ahora en el banquillo»

Anabel Medina, capitana de la Copa Federación y directora del BBVA Open Ciudad de Valencia

Retirada hace un mes tras 20 años de carrera, habla sobre el circuito femenino y sobre la vida después del deporte

  • Anabel Medina
    Anabel Medina

Tiempo de lectura 8 min.

26 de septiembre de 2018. 18:59h

Comentada
Francisco Martínez 26/9/2018

Anabel Medina (Torrent, Valencia, 36 años) puede presumir de una carrera larga en la que ganó dos veces en dobles Roland Garros y se colgó una plata olímpica en los Juegos de Pekín. Se retiró el mes pasado en el US Open, pero no para, entre su labor de capitana de la Copa Federación y de directora del torneo BBVA Open Ciudad de Valencia, que se está disputando esta semana, y cuyas rondas finales podrán verse en Eurosport 2 (dos partidos de cuartos, el viernes 28, desde las 11:00; las dos semifinales el sábado, también a las 11:00; y la final, el domingo a las 11:30)

-Se retiró en agosto, tras 20 años de carrera ¿cómo es ese momento?

-Fue bastante emotivo, la verdad. Lo tenía decidido desde hacía tiempo, pero es verdad que el último partido te da algo de penita. Estuve esa tarde-noche triste, pero al día siguiente ya estaba bien porque era algo que tenía decidido. Tenía claro el objetivo, y ahora ya a buscar nuevos retos.

-Es una decisión que se madura con el tiempo, pero ¿cuándo se empieza a pensar?

-El objetivo era disputar mis cuartos Juegos, en Río, y pese a la lesión del hombro y no estar al cien por cien se pudo participar. A partir de ahí ya fue ir pensando un poco en la retirada, se me complicó un poco por la lesión en el hombro, que me lo trastocó todo un poquito, y después de empezar a recuperarme y viendo las posibilidades que tenía como entrenadora, que estuve un año con Ostapenko y fue muy bien, lo empiezas un poco a meditar. Y poco a poco.

-Tan bien que ganó Roland Garros. También lo ganó en la pista, ¿cómo es hacerlo desde el banquillo?

-Es también muy bonito, ver que una jugadora a la que has entrenado sea capaz de ganar un Grand Slam y que tú has formado parte de ese logro. La verdad es que fue una sorpresa. Ella hizo un trabajo espectacular y fue una satisfacción.

-¿Se sufre más ahí que en la pista?

-No, no. Me lo preguntan: ¿a que se sufre más en el banquillo? Y yo digo que no. Yo por lo menos sufría más jugando.

-¿Con qué se queda de su carrera?

-Siempre digo que los Juegos Olímpicos de Pekín fueron muy bonitos porque lo preparamos a conciencia durante más de tres años, y al final conseguimos algo tan bonito como una medalla. Así que yo me quedaría con la medalla de Pekín.

-¿Qué lección le ha enseñado el tenis para la vida?

-Sobre todo esfuerzo, sacrificio y constancia. Me está ayudando mucho para el después de la retirada, para los nuevos retos que estoy teniendo, que al final uno tiene que ser constante, exigente, y tener mucha determinación también.

-Usted ha ido preparando ese futuro...

-Al final había escuchado de otros compañeros que la retirada había sido muy difícil, que notaban un vacío muy grande, como que no sabían qué hacer, y era algo que yo no quería sentir, y conforme iba viendo el final de mi carrera me fui preparando, e hice un curso de gestión y dirección de eventos deportivos, el tema de la capitanía, el tema de la dirección del torneo... Lo importante es no parar y no dejar tiempo a la cabeza a pensar muchas cosas, y de esta manera al estar entretenida invierto el tiempo en cosas que son productivas para mí y en ayudar al tenis de otra manera, en este sentido desde una faceta de gestión y dirección.

-¿Cómo va la semana en el BBVA Open Ciudad de Valencia?

-Muy bien. Hemos tenido un par de días un poco complicados con el tema de la lluvia, pero muy contenta en el sentido de que hemos demostrado que con la experiencia del primer año estamos más que preparados para lidiar con ello. Las pistas del Club de Tenis Valencia son espectaculares y en cuanto ha dejado de llover, en 45 minutos están los partidos en marcha.

-Ya es la tercera edición, y el torneo va creciendo...

-Este año hemos dado un salto en varios aspectos, el más importante el de los premios, que hemos subido a 60.000 dólares, y además va a ser retransmitido por Eurosport, con lo cual va a poder llegar a las televisiones de toda España. A ver qué tal.

-En el cuadro hay jugadoras veteranas, pero sobre todo jóvenes...

-Uno de nuestros objetivos es apoyar sobre todo a las jóvenes que están intentando llegar a lo más alto en el ránking. Somos una gran pasarela para que ellas puedan acceder a torneos de una categoría mayor. Aportamos nuestro granito de arena para que se sientan en casa, puedan jugar lo más cerca posible de sus ciudades, y, sobre todo, apoyadas por el público español.

-Porque hay un momento en el tenis, de joven, en el que cuesta subir, el jugador tiene que poner dinero...

-El tenis es un deporte costoso, porque el jugador se tiene que costear todos los gastos. Haciendo torneos como el nuestro es como hacer una ayuda, una beca indirecta porque están jugando en casa, les ofrecemos la hospitalidad, precios económicos y con ello están ahorrando gastos y es una forma de apoyarlas.

-Esta edición, todo son mujeres: jueces de línea, de silla...

-Este año el formato es totalmente femenino, hemos querido dar visibilidad al sector del arbitraje y sobre todo también apoyar al arbitraje femenino. Buscamos unos referentes a nivel nacional para que haya mujeres que a lo mejor se puedan fijar en ellas y por qué no dedicarse al arbitraje, que también es una forma de integrarse en el deporte.

-¿Ha sentido alguna vez discriminación?

-En este sentido se está trabajando mucho, se ha evolucionado. En el tenis somos unas privilegiadas porque es un deporte en el que la mujer está muy valorada, y seguimos trabajando para darle normalidad a todo.

-Se cambió la Davis, ¿no se olvidaron de las chicas?

-Lo puse en un tuit, que estaba fenomenal que se buscase evolucionar dentro del tenis, porque hay que innovar, pero dentro del formato de lo que es la Copa Federación, la Federación Internacional estaba valorando la posibilidad de hacer unos cambios y es cierto que la competición desde mi punto de vista debería ser modificada, porque ahora con dos grupos de ochos países se hace complicado. Al final lo que hay que hacer es buscar el mayor espectáculo posible e involucrar al máximo de jugadoras.

-¿Cómo ve el circuito femenino?

-Lo que se ha demostrado es que el tenis ha dado un salto de calidad muy grande y se ven sorpresas en las primeras rondas de los torneos. Al final es bueno que se vayan viendo caras nuevas, que haya gente joven que surja, gente nueva con ganas y con posibilidades de hacer cosas dentro del circuito.

-Durante sus 20 años, ¿ha cambiado mucho el juego en sí?

-Ha evolucionado muchísimo. Sobre todo se ha dado un salto en lo referente al físico. En mi época había muy pocas sesiones de gimnasio, se hacía muy poco físico y ahora nos hemos dado cuenta de que el deporte necesita mucha exigencia física y se invierte mucho tiempo en estar en las mejores condiciones posibles porque realmente el circuito lo exige y porque la que está más preparada, más fuerte y aguanta más es capaz de conseguir más cosas.

-¿Toca en 2019 volver al Grupo Mundial de la Copa Federación?

-Por supuesto, creo que España lo merece, lucharemos por ello, tendremos un rival difícil que es Japón, con Osaka, que viene de ganar el US Open, pero tenemos un equipo bueno, con jugadoras muy buenas tanto a nivel individual como en dobles.

-Garbiñe lleva un año complicado, muy irregular. ¿Qué consejo le daría?

-Garbiñe es una jugadora que ha hecho grandes cosas, es joven, no se pueden tener todos los años perfectos, también ha tenido algunos problemillas físicos, que al jugador le generan una falta de regularidad, pero seguro que volverá a estar donde se merece, que es en lo alto del ránking WTA.

Últimas noticias