Así debutó Raúl hace 25 años... ¡y no veas lo que falló!

Hace 25 años, Raúl debutó en La Romareda: "Me vienen muchos recuerdos de dónde vivía, era muy jovencito, era prácticamente un crío, y el sueño que tenía desde muy pequeño de poder ser profesional se hizo realidad poniéndome esa camiseta ese 29 de octubre en Zaragoza. Cuando veo esa camiseta recuerdo muchas cosas que viví de muy pequeño", ha contado en la página web del Real Madrid el ahora entrenador del Castilla."Fíjate cómo son las cosas, allí jugué mi primer y mi último partido. En el primero tuve muchas ocasiones y no marqué ningún gol, y en mi último partido con la camiseta del Real Madrid, lesionado en el tobillo en una jugada antes de que se hiciese el cambio, corrí hacia la portería, Cristiano me pasó el balón y pude marcar ese último gol y fue en ese escenario. Mi primer y mi último partido con la camiseta del Real Madrid fueron en Zaragoza. Tengo mucho cariño a esa ciudad y al estadio de La Romareda”.

Era un chavalín que dio el salto a la élite sin avisar y sin dudas: "Con 17 años no te das cuenta ni de la responsabilidad que es jugar en el Real Madrid. Era muy joven y lo que me apasionaba era jugar al fútbol. Butragueño fue uno de los jugadores que más me ayudó. Fue su último año en el club, pude vivir su despedida, había sido un símbolo no sólo para el Real Madrid sino para el fútbol español. Yo lo único que intentaba era disfrutar, intentar dar el máximo cada día, intentar aprovechar ese momento porque no sabía cuánto iba a durar. Poco a poco conseguí empezar la segunda temporada, la tercera...!"

Ese día falló muchos goles, después, sin embargo, llegaron un montón "Por suerte hay muchos goles, pero siempre recuerdo el primero, igual que recuerdo la camiseta del 29 de octubre, del debut en Zaragoza. Mi ilusión era poder jugar en el Bernabéu y conseguir ese primer gol, que encima fue contra el Atlético de Madrid en un derbi. Fue algo maravilloso e increíble, a pase de Laudrup. Lo puedo recordar una y otra vez, es como si lo estuviese viendo ahora mismo. Y luego, el gol de la Intercontinental, o los de las finales de Champions. Seguro que muchos que de una forma u otra pudieron ayudar al equipo a conseguir tres puntos, a intentar ganar una Liga o estar más cerca de una Champions. Por suerte he podido ayudar al equipo con muchos goles, pero lo más importante es el camino y que durante ese camino disfruté mucho", dice.