MENÚ
domingo 13 octubre 2019
04:28
Actualizado

Así ha sido la pitada a Mirotic en la victoria del Barcelona

  • Mirotic
    Mirotic

Tiempo de lectura 2 min.

21 de septiembre de 2019. 20:50h

Comentada
Gabriel Álvarez.  21/9/2019

Cuando el speaker del WiZink Center anunció por megafonía el nombre de Nikola Mirotic, la pitada y los abucheos hicieron que tuviera que pararse para seguir con el quinteto titular. Volvía el canterano blanco al lugar que lo vio crecer como jugador de baloncesto y, a pesar de que en frente no tenía a su antiguo equipo, el público no le dejó ni un momento de tranquilidad.El Palacio, que se fue llenando a medida que avanzaba el partido hasta acabar rozando el pleno, dejó claro desde el primer momento que su favorito en la primera semifinal de la Supercopa era el Valencia Basket. Durante el cuarto inicial, todos los fallos del Barcelona, en especial los del de Podgorica y Tomic, eran celebrados como un triple, y las canastas del Valencia como un triunfo. Los primeros diez minutos del partido sirvieron para que los dos equipos empezaran a rodar y para ver la primera canasta oficial de Mirotic con el Barcelona.

En el segundo cuarto los valencianistas intentaron romper el partido. Vives demostró que ha llegado con un punto más que sus compañeros de las vacaciones y con él al mando los de Jaume Ponsarnau se pusieron siete arriba.

Pero este nuevo Barcelona, lleno de estrellas, demostró que también es un equipo que puede bajar al barro a competir. A la batuta de Delaney, que no entiende de periodo de adaptación, cortaron la hemorragia antes del descanso y se desataron a la vuelta de vestuarios.

Los de Pesic salieron del entretiempo dispuestos a romper el partido. Mirotic estaba encendido, ocho puntos casi consecutivos. Tanto él como Claver y Higgins sumaban de tres en tres, pero el Valencia, de la mano de un acertadísimo Marinkovic, no dejaba que los blaugranas se escapasen y empataban el partido en la última jugada del tercer periodo.

Empezaba entonces un nuevo partido de diez minutos. Los campeones de la Eurocup estaban entonados desde el triple y el Barcelona hacía la goma, esta vez con Kuric como pilar principal. El Valencia seguía encontrando el hombre abierto, ante una defensa blaugrana que no supo parar en ningún momento a su rival. Sin embargo, en los últimos minutos los valencianistas fallaron tiros liberados y cuando se quisieron dar cuenta un triple de Higgins sentenciaba el encuentro.

El Barcelona luchará hoy por levantar el primer título de su nuevo proyecto, en un escenario que, tanto para el equipo como para Mirotic, ayer se demostró que será un infierno.

Últimas noticias