68-72. El Real Madrid: Un día para presumir

El Madrid, guiado por Sergio Rodríguez, bate el récord del equipo de Ferrándiz y suma 24 victorias seguidas

Sergio Rodríguez manejó el partido a su antojo. Anotó 21 puntos, dio tres asistencias y recuperó cuatro balones
Sergio Rodríguez manejó el partido a su antojo. Anotó 21 puntos, dio tres asistencias y recuperó cuatro balones

Tiene razón don Pedro Ferrándiz cuando asegura que para comparar a su Madrid con el de Laso, el segundo ya puede ganar Copas de Europa, pero para empezar no está nada mal eso de haber comenzado la temporada hace casi tres meses, haber jugado 24 partidos oficiales y no haber perdido ninguno. En vísperas del clásico, el Madrid prolongó su dinámica positiva y borró de los libros de historia el récord del equipo que dirigía don Pedro en la temporada 1960/61. Dos docenas de triunfos marcados por una superioridad asombrosa y que sólo ofrecieron un síntoma de flaqueza. Fue en la anterior jornada de la Liga Endesa, en los dos primeros cuartos en Valencia. Lo demás han sido unas muestras de superioridad permanente que en Badalona tuvieron continuidad, aunque el estrecho marcador final pudiera indicar lo contrario.

El Madrid no necesitó apretar para deshacerse del Joventut. Sergio Rodríguez encarna mejor que nadie las sensaciones que transmite el equipo ante rivales manifiestamente inferiores. Y la Penya es uno de ellos. El base empezó sentado en el banquillo, como siempre. Laso le deja que contemple el panorama y cuando le da paso empieza el espectáculo. Y no necesita mucho tiempo para demostrar que no hay ningún base en Europa ni en la NBA –sobrarían dedos de una mano– como él. Los compañeros saben que siempre está dispuesto a encontrarlos, pero ahora ofrece una facilidad anotadora que le convierte en la primera o segunda opción en ataque. Ve pasillos que no encuentra nadie y si le dan cinco centímetros presume de tiro. No falló un lanzamiento de dos (9/9) y cuando el Joventut creyó que podía haber pelea (34-36, min 25; 47-53, min 34), resolvió con la facilidad con la que lo hacen los genios.

El Madrid ya no necesita actuaciones deslumbrantes para ganar. Eso le hace un equipo más completo y todavía más peligroso. Y es que el Madrid vivió en Badalona algunos de sus minutos más espesos de la temporada. Fue en el arranque del tercer cuarto. El equipo de Laso se pasó 5:20 sin anotar. Dio igual. Un pequeño acelerón y a pensar en el clásico y en seguir aumentando el récord.

.

Ficha

68. FIATC Joventut (12+17+10+29): Vives (4), Savané (12), Kirksay

(13), Shurna (6), Joseph (14) -equipo inicial-, Llovet (1), Miralles (4), Ventura (5) y Cochran (9).

72. Real Madrid (16+20+13+23): Rudy Fernández (13), Mirotic (9), Darden (5), Llull (9), Bourousis (4) -equipo inicial-, Draper (-), Felipe Reyes (4), Sergio Rodríguez (21), Carroll (3), Slaughter (-) y Mejri (4).

Árbitros: Pérez Pizarro, Guirao y Soto. Sin eliminados

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 12 de la Liga Endesa disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante 10.580 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Germán García, padre del delegado de la Penya, David García.