Euroliga

89-87: El Madrid avanza en el filo

Un parcial de 25-8, decisivo para el triunfo blanco

Varios jugadores del Real Madrid y del Unicaja Málaga esperan a que se solucione un problema con el marcador
Varios jugadores del Real Madrid y del Unicaja Málaga esperan a que se solucione un problema con el marcador

Defensa fue la palabra que más veces han pronunciado los jugadores del Real Madrid al analizar el partido de esta mañana ante Unicaja. Los blancos volvieron a sudar de lo lindo para derrotar a los malagueños que se impusieron claramente en el rebote y dispusieron de los últimos cuatro segundos para igualar la serie. El Madrid vivió de un arreón típico de Felipe Reyes y de un parcial de 25-8 entre el tercer y el cuarto parcial que fue decisivo. Fueron ocho minutos clave en los que se pasó del 53-61 (min 24) al 78-69 (min 32), con Fran Vázquez en el banquillo con cuatro personales. El pívot martilleó al Real Madrid bajo el aro, mientras Granger, también con problemas de faltas, lo hacía desde el perímetro. Sin ellos, se quedó al mando Carlos Suárez, que a pesar de su buena actuación no fue suficiente para responder al aluvión madridista. Llull, Carroll, Felipe y Rudy brillaron en los mejores minutos del Madrid, al que desde lo del Maccabi le cuesta mirarse al espejo con satisfacción. La decepción de la Final Four de Milán ha quitado algo de color al juego del equipo, que encuentra rachas de buen baloncesto, pero no acaba de sentirse perfecto. En defensa, ayer estuvo a punto de encajar por tercer partido consecutivo más de 90 puntos, una situación impensable en casi todo el resto de la temporada. Todavía duele la cicatriz del segundo puesto en la Copa de Europa, y no sólo a los jugadores. Al público también le cuesta más que antes llenar el Palacio de los Deportes y acercarse a Goya con la misma ilusión que antes. Quizá en la final ante el Barça todo vuelva a ser lo mismo, pero ahora no lo es y Unicaja estuvo a punto de aprovecharse. Los de Joan Plaza lo han hecho casi todo bien en los dos partidos, pero se van al MartínCarpena 2-0 a bajo en la eliminatoria. Vázquez y Caner-Medley personificaron el dominio malagueño en la pintura, con un apabullante 38-18 en rebotes, que incluye un 18-6 en los rechaces ofensivos. De ellos y de su acierto en los momentos decisivos vivió Unicaja, que mediado el segundo cuarto encendió las alarmas en el Palacio (53-61, min 24). Luego llegó el momento de inspiración local, que no sirvió para sacar del encuentro a los de verde. Mantuvieron su ilusión hasta el final y no la perdieron ni cuando Rudy les "apuñaló"con un triple magnífico a falta de 39 segundos (87-83). Ni ahí dejaron de creer los de Plaza, a los que no condenó ni un tiro libre fallado por Granger, porque Felipe erró dos después y les dejó la última bola. Sólo había cuatro segundos y el propio Granger lo intentó casi desde el centro del campo. No hubo hazaña y el Madrid resopló tranquilo. Había vuelto a vivir en el filo, pero seguía avanzando hacia la final de la Liga Endesa. "Ellos saben jugar al baloncesto y tenemos que apretar en defensa", resumía Llull. "Ahora vamos a Málaga con más tranquilidad", continuaba. Una victoria allí pondría fin a una serie en la que el Madrid vive de sobresalto en sobresalto en la búsqueda de volver a ser el de antes de la "Final Four".

FICHA TECNICA.

REAL MADRID: Llull (17), Carroll (14), Rudy Fernández (18), Mirotic (5), Bourousis (10) --quinteto inicial--; Sergio Rodríguez (7), Darden (3), Reyes (15) y Slaughter (-).

UNICAJA: Granger (18), Toolson (11), Suárez (16), Caner-Medley (7), Vázquez (18) --quinteto inicial-- Urtasun (5), Calloway (2), Kuzminskas (-), Hettsheimeir (2), Stimac (6) y Vidal (2)

-PARCIALES: 22-26, 22-22, 26-18, 19-21.

-ARBITROS: Martín B., Pérez Pizarro, Peruga.

-PABELLON: Palacio de Deportes.

-INCIDENCIAS: Se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria del ex baloncestista recientemente fallecido Carlos Montes.