MENÚ
martes 25 junio 2019
16:34
Actualizado

El Valencia, campeón de la Eurocopa de baloncesto

  • El alero del Valencia Basket, Fernando San Emeterio, trata de vencer la oposición del alero del Alba Berlín, Rokas Giedraitis. Foto: Efe
    El alero del Valencia Basket, Fernando San Emeterio, trata de vencer la oposición del alero del Alba Berlín, Rokas Giedraitis. Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

15 de abril de 2019. 22:24h

Comentada
Mariano Ruiz Díez 15/4/2019

ETIQUETAS

El Valencia conquistó su cuarta Eurocopa en La Fonteta al imponerse por 89-63 al Alba Berlín. Al premio de un nuevo título europeo se añade el pasaporte para la próxima edición de la Euroliga, una recompensa más valiosa todavía que el propio título conquistado frente al equipo de Aíto García Reneses. Lo que es una noticia excepcional para el proyecto del Valencia es pésima para el resto de equipos de la ACB. Jordi Bertomeu, el capo de la Euroliga, ya ha asegurado que no volverá a haber en la competición cinco equipos de un mismo país. ¿Y esto qué supone? Que las cuatro plazas para equipos españoles ya están adjudicadas pase lo que pase en el final de la temporada de la Liga Endesa. A los tres propietarios de la competición -Real Madrid, Barcelona y Baskonia- se ha sumado el Valencia con lo que el cupo ya está completo.

Al Valencia se le aparecieron todos los fantasmas de la final de hace dos años ante el Unicaja nada más empezar. Media docena de errores en los seis primeros lanzamientos remitieron a aquella derrota en el tercer partido en La Fonteta ante los malagueños. El Alba Berlín aprovechó el nerviosismo local y se encontró con un regalo inesperado: 0-11. El Valencia tardó casi cuatro minutos en espantar todos los miedos con los que arrancó. Una bandeja de San Emeterio fue la señal para que el equipo se dedicara a jugar. Y que la inexperiencia, la tensión y el agarrotamiento fueran cosa de los alemanes.

Ponsarnau movió pronto el banquillo. No quedaba otra más que agitar la coctelera para superar el sofocón inicial. Aparecieron Matt Thomas y Dubljevic y el equipo comenzó a mover la pelota con criterio. El escolta fue el gran beneficiado de una circulación modélica. Puso una X en la esquina izquierda de la pista y desde allí se hinchó. El 8/15 de triples al descanso era revelador. El pívot montenegrino recordó a aquel jugador dominador de la ACB no hace demasiado tiempo. Superado el ecuador del segundo cuarto, el marcador ya se había volteado. Y no lo había hecho de cualquier manera. Fue con un parcial escandaloso: 20-3. El Valencia mandaba con autoridad (40-23), pero permitió al Alba Berlín levantarse y llegar vivo al parón (46-33).

El regreso no tuvo nada que ver con el comienzo del partido. El Valencia defendió con la misma autoridad que en el segundo cuarto y en ataque siguió trabajando para encontrar las mejores opciones. El orden y el esfuerzo tuvieron premio. La diferencia prontó alcanzó la veintena y los fantasmas no volvieron a aparecer. El Valencia vuelve a ser campeón de la Eurocopa y con el premio extra del pasaporte para la próxima Euroliga.

89. Valencia (17+29+17+26): Van Rossom (0), Vives (0), San Emeterio (18), Thomas (15) y Tobey (1) -quinteto titular- M. Thomas (19), Dubljevic (18), Abalde (3), Labeyrie (4), Diot (2), Doornekamp (4) y Sastre (5).

63. Alba Berlín (18+15+11+19): Siva (14), Hermansson (5), Giedraitis (19), Sikma (0) y Clifford (6) -quinteto titular- Nnoko (8), Saibou (0), Schneider (2), Giffey (2), Thiemann (6) y Ogbe (0).

Árbitros: Rocha (Por), Mantyla (Fin) y Nedovic (Esl). Sin eliminados.

Incidencias: 8.000 espectadores en La Fonteta. Tercer partido correspondiente a la final de la Eurocopa.

Últimas noticias