Deportes

Vídeo

Steve Kerr explota contra los políticos por la matanza de Texas: “Somos rehenes de 50 senadores”

“Estoy cansado de ofrecer mis condolencias a las familias”, declaró el desolado entrenador de Golden State Warriors

La matanza ocurrida este martes en una escuela de Texas, donde un joven de 18 años asesinó al menos a 19 niños y dos profesores, provocó la indignación de Steve Kerr, entrenador de Golden State Warriors. Kerr mostró todo su dolor y rabia en su comparecencia ante los medios de comunicación antes de enfrentarse a Dallas Mavericks, en el cuarto partido de la final de la Conferencia Oeste de la NBA.

“No voy a hablar de baloncesto. Desde que dejamos el entrenamiento, 14 niños [las víctimas son ya al menos 19] han sido asesinados a 400 millas de aquí y un profesor [después se supo que eran dos]. En los últimos diez días, ancianos negros han sido asesinados en un supermercado en Buffalo, adoradores asiáticos han sido asesinados en el sur de California, y ahora niños han sido asesinados en la escuela”, declaró un desolado Kerr.

¿Cuándo vamos a hacer algo? Estoy cansado. Estoy cansado de estar frente a ustedes y ofrecer mis condolencias a las familias que han sido destruidas. Estoy cansado de ello. Vamos a jugar esta noche. Pero quiero que todos los que me escuchen piensen en su propio hijo o nieto, madre o padre, hermana o hermano. ¿Cómo te sentirías si esto te ocurriera hoy?”, continuó el técnico de los Warriors.

Kerr dio un golpe en la mesa y atacó a los senadores estadounidenses que se niegan a legislar el control de armas: “¿Se da cuenta de que el 90% de los estadounidenses, independientemente de su ideología política, quiere que se comprueben los antecedentes penales o psicológicos de los compradores de armas individuales? Somos rehenes de 50 senadores en Washington que se niegan incluso a someter esta medida a votación, a pesar de lo que nosotros, el pueblo estadounidense, queremos”.

El padre de Steve Kerr, Malcolm, fue asesinado en 1984 en Beirut por miembros de un grupo radical islámico. Malcolm Kerr, que era rector de la Universidad Americana en Beirut, recibió dos disparos en la cabeza.

Otras estrellas del deporte, como LeBron James o el quarterback Patrick Mahomes, estrella de los Kansas City Chiefs y de la NFL, también mostraron su indignación con lo sucedido. “¡Mis pensamientos y oraciones están con las familias de los seres queridos perdidos y heridos en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, TX! ¡¡Cuándo será suficiente, hombre!! Estos son niños y seguimos poniéndolos en peligro en la escuela. En serio, en la escuela, donde se supone que es más seguro”, escribió LeBron, quien añadió: “¡Simplemente tiene que haber un cambio! ¡¡Tiene que haberlo!!”. “Esto tiene que parar, hombre. Oraciones para todas las familias en Texas”, escribió Mahomes en su cuenta de Twitter.

DeMarcus Lawrence, jugador de los Dallas Cowboys de la NFL, también mostró su indignación contra los políticos y utilizó su cuenta de Twitter para dirigirse al gobernador de Texas, Greg Abbott, para exigirle que algo tiene que cambiar. “Rezando por los afectados por el horrible tiroteo de hoy en la escuela Robb Elementary en Uvalde Texas. Otro día, otro acto sin sentido de violencia armada. Continuaré usando mi plataforma para construir mejores líderes porque nuestro liderazgo actual nos ha defraudado una y otra vez”, escribió Lawrence.

“¿Quién se va a levantar y EXIGIR que tengamos mejor seguridad en todas estas escuelas que no se lo pueden permitir? ¿Cómo es que nuestros impuestos no van a los que más protección necesitan? ¡NUESTROS NIÑOS! ¡YA ES SUFICIENTE!”, continuó.

Después, Lawrence pidió a LeBron James unir sus fuerzas para conseguir que esta situación cambie: “Trabajemos juntos para construir amplios sistemas de seguridad para todos aquellos que no los tienen Los niños nos necesitan ya que nuestro gobierno no lo hará”.