Baloncesto

La estrella del baloncesto Brittney Griner se declara culpable de posesión y contrabando de drogas en Rusia

La jugadora estadounidense fue detenida en febrero en un aeropuerto de Moscú después de que le fueran encontrados dos cartuchos con aceite de cannabis en su equipaje

La jugadora de baloncesto Brittney Griner antes de declararse culpable
La jugadora de baloncesto Brittney Griner antes de declararse culpable FOTO: YURI KOCHETKOV EFE

La estrella del baloncesto estadounidense de la WNBA Brittney Griner se ha declarado culpable este jueves por un delito de drogas ante un tribunal de Moscú por lo que podría enfrentarse a una pena de prisión de hasta diez años de cárcel.

Griner, de 31 años, fue detenida en febrero en el aeropuerto de Sheremétievo de Moscú después de que le fueran encontrados dos cartuchos con aceite de cannabis en su equipaje. Su abogado, Alexander Boikov, ha contado que la deportista ha reconocido que eran suyos, pero que los trajo a Rusia sin querer, informa NBC.

Su otra abogada, Maria Blagovolina, ha señalado que confían en la indulgencia del tribunal, que está previsto lea la sentencia la dos veces medallista de oro el próximo jueves. Griner, que juega para un equipo de baloncesto ruso durante la temporada baja de la WNBA, no ha hecho declaraciones públicas desde su detención.

A medida que fueron pasando las semanas de su detención, han ido aumentando las peticiones de la sociedad civil, política y religiosa para que Washington interceda para liberar a Griner, un "peón político", según la Casa Blanca que califica su detención de "injusta".

Por su parte, desde el Kremlin han criticado este mismo jueves el "ruido" mediático que llega desde Estados Unidos en relación a este caso y han advertido de que este tipo de maniobras dificultan las conversaciones que ambos países mantienen desde hace tiempo para posibles intercambios de prisioneros.

Por el momento, la Casa Blanca no ha hecho mención de manera oficial la posibilidad de llevar a cabo ningún tipo de intercambio en relación a este caso, aunque desde los medios rusos se ha especulado con la posibilidad de que Griner pudiera servir de moneda de cambio con el traficante de armas ruso Viktor Bout.