MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
07:56
Actualizado
  • 1

Biografía de la fe

La película «Hombre de fe», que se preestrena hoy, narra la vida de Keylor Navas, el portero que frente a las dudas va a disputar su tercera final de Champions consecutiva con el Real Madrid

  • Arriba, uno de los actores que interpreta a Keylor. Ese niño procedente de una familia humilde se ha convertido en portero del Madrid e ídolo en Costa Rica
    Arriba, uno de los actores que interpreta a Keylor. Ese niño procedente de una familia humilde se ha convertido en portero del Madrid e ídolo en Costa Rica

Tiempo de lectura 4 min.

22 de mayo de 2018. 00:57h

Comentada
José Aguado 22/5/2018

El padre de Navas era delantero, pero un día cuando Keylor fue al fútbol con él, vio un paradón de uno de los porteros y decidió lo que quería ser. Eso cuenta la película, «Hombre de fe» que se estrena el 1 de junio, después de que Keylor haya disputado su tercera final de Champions consecutiva y después de haber sido fundamental en el camino de las tres. «Quiero que la gente descubra su humildad, su trabajo y el respeto que tiene, cómo ha decidido no defenderse de las críticas y su paciencia para extraer lo bueno de todo. Keylor tiene unos valores de los que la sociedad va careciendo», cuenta Jorge Ocando, el productor de la película.

Como el mundo del fútbol va más rápido que el resto, a sus 31 años, el portero del Madrid ya tiene una película biográfica. Cuenta desde su infancia y sus penalidades económicas, pasando por su habilidad como jinete para ganar, con sólo nueve años, un concurso de lazos de adultos, hasta que llega al Bernabéu, hasta que, por tanto, se considera que ha llegado a una de la cimas más reconocibles del mundo. «En Costa Rica tenemos astronautas, tenemos premiados por su ‘’lucha’’ por la paz; y en el deporte, Keylor ha puesto el listón en lo más alto. Después de él, las próximas generaciones tendrán que apuntar aún más alto», continúa Ocando. No va a ser fácil para un futbolista de Costa Rica llegar hasta donde lo ha hecho el guardameta. Ha sido el titular, sin competencia por el puesto, del conjunto que ha dominado en Europa estas tres últimas temporadas. Es un superviviente nato, un portero que a principio y en el transcurso de la temporada no termina de convencer al aficionado, pero que consigue que su talento pese más para terminar siendo decisivo.

«En la película contamos su niñez y cómo racionaliza sus carencias económicas para que no le definan como persona. Entiende que hay cosas que no dependen de él y por eso recurre a la oración. Primero hay que agradar a Dios y después a los hombres», explica Jorge Ocando, que en los últimos seis o siete años tiene trato continuo con Keylor. Lo que cuenta es la cita que rige la vida del protagonista: Galatas 1:10. «Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo». «La religión consiste en tener una relación con Dios», cuenta Ocando, que también tiene un versículo religioso en su estado de Whatsapp. «Un coche viene con manual de instrucciones, también un móvil. La relación con Dios es parecida a leer la Biblia. Es tener un manual de vida. Es ser feliz, alegre, tener tranquilidad y paz. Entender que la vida y la felicidad las determina el amor por Dios». En la película que se preestrena esta noche se cuenta de dónde viene esa fe del portero, por eso no quiere desvelar más Ocando. Se dice que se ha intentado reconstruir de la manera más fiel posible el pasado de la estrella costarricense. Por ejemplo, han buscado el coche con el que su abuelo le llevaba al fútbol para utilizarlo en el rodaje: «Es el mismo coche, lo encontramos en un playa y ya no servía. Para llegar a él, empezamos a indagar, quién era el último dueño, lo compramos y lo restauramos y reparamos. Ese auto lo tiene ahora el abuelo de Keylor». Para los actores que representan a Navas buscaron a quien pudiera, dice Ocando, «transmitir la sensibilidad y paz de su mirada», pese al estrés con el que vive un futbolista del Real Madrid.

«A él –describe Ocando– la premura de la vida no le ha ganado» y quiere mostrar a un ser humano con «sus miedos, necesidades, alegrías, tristezas, enseñar que cualquier jugador es una persona común». Keylor y los jugadores del Madrid hacen un cameo en la parte final de la película. «Es mejor portero que actor, tuvimos que grabar varias veces», bromea el productor.

La película no llega a los últimos capítulos de la vida de Keylor, en los que más ha estado vigilado por los medios y el público: las Copas de Europa, las dudas o el apoyo del vestuario. El trabajo que se estrena a finales de la próxima semana carecerá, por tanto, del misterio que rodea su futuro. Puede que su actuación el sábado sea fundamental para su continuidad como titular en el Madrid. Ocando no se mete en eso, sólo dice que con la película se quiere mostrar a la persona que hay detrás de la fama.

Últimas noticias