MENÚ
sábado 19 octubre 2019
20:00
Actualizado

Carlos Sainz: “A estas alturas de mi película lo fundamental es divertirme”

El vigente campeón del Dakar defiende su título al volante de un Mini y con fiabilidad de su buggy como única preocupación.

  • Carlos Sainz: “A estas alturas de mi película lo fundamental es divertirme”

Tiempo de lectura 4 min.

20 de diciembre de 2018. 18:32h

Comentada
José Manuel Martín Madrid. 19/12/2018

ETIQUETAS

Carlos Sainz anunció después de ganar la edición 2018 que el Dakar se había terminado para él, pero menos de doce meses después está otra vez dispuesto a viajar a Perú y defender su título a partir del 6 de enero. El proyecto de Mini le convenció desde el principio y ha puesto toda su experiencia al servicio de la marca para desarrollar un coche relativamente joven. Por eso, por la falta de tiempo para desarrollarlo, la fiabilidad es la única preocupación que tiene. Por lo demás, está contento, confiado y esperanzado de que puede luchar por colocar un nuevo Touareg sobre su estantería. “A estas alturas de mi película deportiva es fundamental divertirme. Estoy deseando que empiece el Dakar y muy feliz. Cuando no corra el Dakar tendré que inventarme algo para poder ver a la gente por estas fechas y desearle felices fiestas”, bromeaba Sainz, al que el bicho de la aventura en el desierto le ha picado de verdad.

Fernando Alonso lo haría muy bien aquí

Dice Sainz que ya ha animado varias a veces al asturiano para que pruebe en esta modalidad, aunque, eso sí, recordándole que es algo muy distinto a pilotar dentro de un circuito, ya sea con un F1 o con un coche de resistencia. “Él no es tonto, al contrario, es muy inteligente y sabe que es una carrera que hay que respetar. Le he animado a que lo pruebe, pero tiene que prepararla bien y hacer test. Si se lo toma en serio lo haría estupendamente”.

Los rivales del año pasado

En cuanto a los otros candidatos al título para 2019, Carlos tiene muy claro que serán los mismos que en 2018.Nani Roma con el 4x4, los Toyota, con Al Attiyah a la cabeza... Peterhansel, Despres, Loeb...”. No habrá sorpresas en este sentido, aunque sí las puede haber en cuanto al recorrido, algo más corto que otras ediciones, pero muy exigente.

Un Dakar engañoso

“Es una edición un poco especial. Espero una carrera intensa y complicada. Siempre es así. Este es más corto, pero el porcentaje de dunas es casi del cien por cien. Trescientos kilómetros de dunas nos llevarán cinco horas y el estrés va a ser muy alto. Hay más posibilidad de que pasen cosas hasta el último kilómetro del último día. Es un Dakar engañoso, hay menos días pero no será más fácil. Nos espera mucha dureza en Perú”, confirma Carlos, que siempre encuentra objetivos para seguir compitiendo aunque ya lo haya ganado todo al volante. “Como piloto, me doy por más que satisfecho con lo que mi deporte me ha deparado. He tenido la suerte de dedicarme a mi pasión. Con 13 años pintaba coches de rally. Soñé y tuve la suerte de que esos sueños se fueran haciendo realidad con trabajo y dedicación”.

Piloto-récord

Sainz tiene el honor de ser el ganador más veterano de esta carrera, al conseguirlo el año pasado con 55 años, y también es el vencedor que por menos margen ha llegado el primero a la meta, concretamente por delante de Nasser Al Attiyah en 2010, en lo que fue la primera victoria española en la categoría de coches.

Ahora, con 56 años cumplidos vuelve al desierto peruano perfectamente preparado físicamente y sólo con unas pequeñas molestias en una rodilla que no le van a impedir rendir al máximo. Después de volver de América irá al médico para ver qué pasa exactamente en esa articulación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs