MENÚ
domingo 16 junio 2019
23:17
Actualizado

Causas del fracaso de Alonso en Indianapolis

  • Causas del fracaso de Alonso en Indianapolis

Tiempo de lectura 4 min.

21 de mayo de 2019. 03:21h

Comentada
Fran Castro 21/5/2019

¿Qué ha fallado para que Alonso ni siquiera se haya clasificado para disputar la carrera? El asturiano y McLaren pensaron que las 500 Millas de Indianápolis serían un paseo. Subestimaron el automovilismo americano, a sus pilotos y a los equipos que participan en la carrera. En 2017 Fernando Alonso lo hizo muy bien, extraordinario, pero militaba en una escudería muy experimentada. Muy conocedor del coche y sus entresijos. Pero en 2019 no pudo repetir. Honda, que suministra motores a Andretti-Autosport, no quiso saber nada del asturiano debido a las «rajadas» realizadas durante su etapa en la Fórmula 1 con McLaren. Eso le impidió llegar a un buen equipo.

¿Por qué eligió Alonso McLaren? Una vez más, el español volvió a confiar erróneamente en el equipo inglés. La estructura británica creó un equipo específico para afrontar este desafío. Ficharon a Bob Fenley procedente de Force India (F-1) y creyeron en la experiencia de Gil de Ferrán, ex piloto de la Indy y ganador en Indianápolis en 2003. Pero lo que era una estructura presuntamente buena resultó ser una «banda» sin apenas experiencia con el monoplaza, nuevo este año, sin conocer el campeonato y sin apenas haber rodado en condiciones medianamente serias.

¿Qué falló en Indianapolis? Falló la poca preparación que llevó el equipo a Estados Unidos, que, además, contaba con el apoyo técnico de Carlin, una estructura inglesa con mucha experiencia en campeonatos de monoplazas europeos y escasa o nula en Norteamérica. Desde los primeros ensayos el coche empezó a fallar y esa improvisación llevó a Alonso a un estado de nervios que terminó en un accidente el pasado miércoles. Un hecho excepcional si atendemos a la trayectoria del asturiano, que se caracteriza por no cometer errores. La configuración del monoplaza fue muy pobre y, además, no contaban con información suficiente para reaccionar. El coche no dio para más y muchos equipos humildes les «pasaron por encima». Alonso cayó eliminado y humillado por muchos en redes sociales, que le recuerdan la seriedad del automovilismo americano para reivindicarse.

¿Es Alonso responsable de parte del fracaso? Sí. Pensar que la McLaren actual, pobre y desastrosa, dirigida por Zak Brown iba a tener éxito en Estados Unidos parece una broma viniendo de él. Un campeón como él, con lo que demostró en 2017 y que persigue la «Triple Corona», tenía que haber corrido con alguno de los equipos más fuertes como hizo en su primera participación. Como hace con Toyota en el WEC o como hará en el Dakar también con la marca japonesa si finalmente se decide. En ningún caso en el mundial de resistencia hubiera corrido con un Rebellion para ganar o con un equipo formado por amigos en el Dakar.

¿Por qué falló McLaren? Por lo mismo que lo hace en la Fórmula 1. No hay presupuesto suficiente, mala gestión y falta de recursos humanos y técnicos. No alcanzan para un proyecto como la F-1 y aún así intentó disputar la Indy500 muy lejos de las condiciones deseables. Zak Brown quiere abarcar demasiados proyectos y el consejo de administración empieza a hartarse. El ridículo hecho en Estados Unidos puede pasarle una factura muy cara a su división de automóviles de calle, cuya imagen es ahora lamentable. Algo no merecido por otra parte. Ayer despidieron a Bob Fenley.

¿Habrá consecuencias? La primera se produjo ayer con el despido de Bob Fenley, un ingeniero que sacó “petróleo” en Force India en la F-1 sin apenas dinero que, sin embargo, en Estados Unidos ha fracasado. Alonso no tardará mucho en salir de McLaren.

Últimas noticias