MENÚ
lunes 14 octubre 2019
00:34
Actualizado

Cara a cara: ¿Tapó Dembélé las carencias del Barcelona?

  • Cara a cara: ¿Tapó Dembélé las carencias del Barcelona?

Tiempo de lectura 4 min.

26 de noviembre de 2018. 09:16h

Comentada
26/11/2018

Si: Os ajusta el reloj, por José Luis Sánchez

Carme, si yo fuera Dembélé habría pegado una rajada al final del partido para ajustar cuentas. La campaña contra el jugador francés está siendo bestial, pero apareció como en la Supercopa de España o en Vallecas para daros una alegría. No le pasáis una, le criticáis, le ponéis el cartel de «Se vende», pedís que se le abra expediente... y el chico sigue respondiendo. Es cierto que ha tenido faltas de disciplina, pero que tire la primera piedra alguien de esa plantilla que tenga el historial inmaculado. ¿Piqué? ¿Luis Suárez? ¿Messi? ¿Jordi Alba? Todos han cometido pecados de juventud como llegar tarde, pero al final, quien os ajusta el reloj es Dembélé.

¿Habéis encontrado a Messi?

Dice la leyenda que Leo Messi y Luis Suárez viajaron a Madrid para jugar frente al Atlético en el Wanda. También dice que se vistieron de corto. Y hay quien se atreve a sentenciar que saltaron al césped. Repito Carme, es una leyenda, no una certeza. La única verdad irrefutable es que, una vez más, fue Dembélé quien evitó que les cayeran los palos a los pesos pesados. Tenéis suerte de la situación del Real Madrid y su dimisión del Campeonato, pero la temporada culé es para hacérsela mirar.
Habéis ganado poco más de la mitad de los partidos, sois un coladero en defensa y Leo Messi está lejos de sus cifras habituales. El horizonte se presenta con nubarrones, intenta tener a mano un paraguas para Dembélé, no os vaya a salvar de la tormenta... una vez más. Por cierto, te mandan recuerdos desde Francia por tu campañita antiDembélé.

No: Ya os olvidáis de la manita, por Carme Barceló

Lleváis más de un año hablando del precio de Dembelé y cuando lo justifica, entonces giráis el foco a los otros cracks del Barça. Messi y Luis Suárez, querido José Luis Sánchez, no solo cobran lo que merecen sino que su sueldo está, sobre todo el de Leo, más que amortizado.

El gol del francés en el último minuto tapó lo que hubiera sido una injusticia: la derrota del FC Barcelona. Estarás conmigo que el partido fue igualado, que los de Valverde mostraron una buena actitud, quiso el balón y estuvo luchando desde el primer minuto hasta el último. No como otros, de los que mejor no hablar y que te tocan de cerca.

Castigos que enseñan. El del Metropolitano era el partido ideal para que Dembélé saldara la deuda con los suyos. Tras el castigo de su entrenador y las declaraciones de Suárez y Piqué sobre su actitud, lejos de casa y sin la presión del Camp Nou a Dembelé le fue de cine reintegrarse en su grupo ante el Atlético de Madrid. Marcó el gol del empate y demostró que había entendido perfectamente el mensaje. Castigos que enseñan.

Desastre blanco. Me da la risa floja, apreciado Sánchez, cuando me hablas de la suerte que tiene el Barcelona por la «mala racha» del Real Madrid. ¿Perdona? Lo de tu Realísimo es un desastre de magnitudes estratosféricas que, cuando ha tenido la oportunidad de dejar a los azulgrana al borde del camino, ni ha podido ni parece haber querido aprovecharlo. Por no hablar de la «manita» en el Camp Nou que a ésta sí la habéis tapado con un tupido velo.

Últimas noticias