MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
12:26
Actualizado
  • 1

Cara a cara: ¿Te parece bien que se juegue el Girona-Barça en Miami?

  • Javier Tebas, presidente de LaLiga / Reuters
    Javier Tebas, presidente de LaLiga / Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

10 de septiembre de 2018. 02:51h

Comentada
Alfredo Duro / Quim Domenech.  10/9/2018

ETIQUETAS

No necesitamos a «Mr. Marshall»; por Alfredo Duro

Es posible que no te acuerdes, querido Quim, pero esta es una vieja película que a los que tenemos memoria no nos engaña. Por mucho que Tebas y los modernos apóstoles del fútbol (tú incluido) se empeñen, un partido de nuestra Liga en EE UU no pasa de ser un triste «remake» de «Bienvenido Mr. Marshall» en el que el difunto Pepe Isbert (Tebas) intentaba convencer a todo el vecindario de Villar del Río (en realidad era Guadalix de la Sierra) de que el futuro pasaba por convertirse en mayordomos de los americanos. «¿Quieres dólares? Dame lo que eres y yo te lo pago». Conmigo no, Quim. Conmigo no.

¿Y la Premier? Corrígeme si puedes, pero es que no recuerdo cuál fue el último partido de la Premier que se jugó allí. Ya puestos, dame detalles de todo lo que el Calcio ha disfrazado de dólares americanos con partidos en su «Litte Italy» neoyorquina y alrededores. ¿Sabes lo que ha dicho el «Javier Tebas» alemán? ¿Sabes lo que piensa Christian Seifert, gerente de la Bundesliga, sobre la posibilidad de jugar un partido de su liga en EE UU? Te lo voy a recordar de forma tan contundente y literal: «Nunca jugaremos un partido oficial de nuestra Liga fuera de Alemania. Ese es un límite que nunca cruzaremos». Se llama orgullo y convicción. Justo lo que tú deberías reclamar para nuestra Liga en lugar de hacer demagogia financiera.

Por un puñado de dólares ¿Quieres hacer de la liga española la mejor del mundo? Pues empieza a ser creíble aquí, con tus aficionados y tus equipos. Planifica fechas y horarios para facilitar que los hinchas preparen sus viajes y puedan ser partícipes de un negocio en el que no les tienes en cuenta. Vigila los precios de las entradas, consigue que tengamos estadios decentes y deja de acosar los bolsillos de la gente que te da de comer. No te vendas por un puñado de dólares. Ni a mí ni a Clint Eastwood nos gusta nada.

Es hora de cruzar el charco; por Quim Domenech

Gracias por ponérmelo tan fácil, Duro. Tú lo has dicho muy bien, esto no va de viejas películas. Aquí hablamos de actualizarnos, de innovar. A algunos os cuesta bastante avanzar y seguís viviendo anclados en el pasado, pero si fuera por mentalidades como la tuya, el fútbol seguiría jugándose en campos de tierra, con un balón de trapo y, evidentemente, sin el VAR. El fútbol avanza, afortunadamente. Se globaliza cada vez más y su proyección internacional requiere exposición también en Estados Unidos.

Ganan todos .No entiendo qué ves de malo en que se disputen partidos de nuestra Liga en el extranjero. Es negocio, dinero para los clubes y genera repercusión mundial. ¿Has visto las ventajas que van a tener los aficionados del Girona? Tienen un viaje regalado a Miami y verán un partido histórico in situ. Los que vayan serán afortunados. Ambos clubes tienen recompensa y los seguidores grandes ventajas. ¿Qué más da si aún no lo han hecho en Italia o Inglaterra? No sabía que siempre tengamos que ir a rebufo de los demás. Por una vez que hay una iniciativa pionera no quiero esperar a que lo hagan otros antes. Duro, entiendo que seas un clásico y un romántico, pero no puedes oponerte ante algo en lo que salimos ganando todos. Te doy la razón en que se pueden mejorar muchas otras cosas, pero no veo el problema de tirar adelante con esta iniciativa.

Sin política. Y aunque sea el Girona-Barça y muchos ya han querido ver fantasmas, se va a jugar sólo un partido de fútbol. Las banderas que lucirán son la azulgrana y, en menor medida, la del Girona. Es su himno el que debería sonar y todos juntos, incluido tú, aplaudir un momento único que dará mucho más valor a nuestra Liga. Ojalá crucemos el charco, el futuro de nuestro fútbol también necesita abrir nuevas fronteras y, aunque te pese, ha llegado el momento.

Últimas noticias