Ciclismo

Movistar sigue en peligro de descenso tras el Tour

El conjunto telefónico desciende un puesto en la clasificación del WorldTour y no logra despegarse de la zona de descenso

Enric Mas
Enric Mas FOTO: PHOTO LUCA BETTINI/SPRINTCYCLING PHOTO LUCA BETTINI/SPRINTCYCLING

Pasó el Tour de Francia, la carrera que más puntos reparte del año, y el Movistar Team no ha conseguido despejar la incógnita de su continuidad en el WorldTour para las próximas tres temporadas. La estructura navarra de Abarca Sports sigue todavía en la pelea y no logra despegarse de la línea roja que marca el descenso tras un Tour que ha estado lejos de salir como se esperaban dentro del equipo.

Todavía se habrían salvado los muebles, y logrado aumentar la renta respecto a los perseguidores, si Enric Mas hubiese acabado el Tour, incluso aunque fuese en la 11ª posición. Eso habría supuesto 150 puntos adicionales que ahora se echan mucho de menos. El equipo ha bajado un puesto en la clasificación, puesto que EF Education-EasyPost se le ha puesto por encima. Entre los telefónicos y el abismo ya sólo queda el BikeExchange-Jayco australiano.

Con el total de puntos sumados, Movistar mantiene exactamente 633 de ventaja sobre Lotto Soudal, que sigue marcando la línea roja. Los belgas no terminan de arrancar, y tanto Caleb Ewan como Wellens han estado muy por debajo de su nivel habitual. La amenaza viene ahora por parte de un Israel-PremierTech que ha sumado el doble de puntos que el equipo español y se sitúa ya a 768 puntos, cuando antes de empezar la ronda francesa estaba a más de 1.000.

Todavía quedan, no obstante, los últimos tres meses de la temporada. Y en Movistar se están moviendo para evitar que esto se pueda convertir en un problema serio. De hecho, retiraron a Gorka Izagirre del Tour para mandarlo a Ordizia, sacrificando así 25 puntos por intentar un botín mayor. Por suerte, empiezan a llegar buenas noticias con la victoria de Oier Lazkano en la segunda etapa del Tour de Valonia.

De hecho, en Bélgica ya han brillado en las dos etapas que van de carrera, pues Alex Aranburu fue segundo el sábado. Queda también la Vuelta a España por delante, y un reguero de carreras previas desde la Clásica de San Sebastián, Ordizia, Getxo o Castilla y León, pasando por la Vuelta a Burgos. Hay tiempo. Valverde, a sus 42 años, seguirá aportando puntos en esta fase final de temporada. Enric Mas tiene que hacer un trabajo previo de reflexión y psicología para sacudirse el bloqueo en los descensos. Si vuelve al nivel que tiene por piernas en la ronda española, el equipo no pasará problemas.